Actualizado: 14/11/2018
InicioArtículosTrabajos para funerarios

Trabajos para funerarios

Trabajos para funerarios

Vía: Escrito por Kaycee Whitney // Traducido por Felipe Builes

Los Funerarios tienen la importante posición de ofrecer servicios especiales a las familias en duelo. Su trabajo a menudo consiste en la preparación de los cuerpos de los fallecidos y supervisar los arreglos del funeral. También proporcionan un cuidado adicional cuando sea necesario. Estas tareas adicionales pueden incluir los funerales o rituales o la cremación de los cuerpos.

Los funerarios tienen que ser capaces de adaptarse a diferentes apariencias corporales de las personas fallecidas. Con el entrenamiento adecuado, los funerarios son capaces de reconstruir, reorganizar y devolver la apariencia natural de la persona fallecida a tiempo para el funeral.

Educación a la ciencia funeraria

Los funerarios deben someterse a una serie de cursos de formación antes de comenzar la practica. Los Estados requieren que los estudiantes completen al menos una educación de dos años. La duración de los estudios varía de estado a estado. Los posibles candidatos también deben servir entre uno y tres años como aprendices, ya sea antes, durante o después de la escuela mortuoria. Después de completar con éxito la escuela para funerarios, los estudiantes son elegibles para tomar el examen de licencia. Los estudiantes deben tener al menos 21 años de edad para obtener la licencia de algunos estados.

Embalsamamiento

Realizar trabajos que muchas personas pueden considerar de mal gusto cuando se trata de restos humanos es el trabajo de un funerario. Para embalsamar un individuo, el funerario primero lava el cuerpo con un jabón germicida. A continuación, se transfunde la sangre con un líquido de embalsamar, que permite preservar los tejidos del cuerpo. Esta solución conservante volverá temporalmente el color natural de la piel y hará más lenta la descomposición. funerario puede reconstruir el cuerpo con materiales tales como arcilla, algodón, yeso o cera para volver a modelar partes dañadas.

Director de funeral

Los funerarios también pueden actuar como el director de funerales en una funeraria. Los directores de funerales están a cargo de la elaboración de los acuerdos conforme a lo solicitado por la familia. Los detalles para el proceso de enterrar incluyen la selección del tipo de lápida y el epitafio, los detalles de ataúd, los procedimientos rituales y el transporte del fallecido y los miembros de la familia.

Los funerarios ayudan a coordinar la ubicación, fecha y hora del velorio, el funeral y el entierro. También coordinan para que el coche fúnebre lleve el cuerpo a la funeraria o el depósito de cadáveres. Dirigir el servicio funeral y ayudar a la familia a elegir himnos y pasajes adecuados o elogios son deberes importantes. Los directores de funerales deben prestar especial atención a las familias en duelo de la persona fallecida. Deben ser muy sensibles, ya que deben dar la compasión que las familias necesitan.

Cremación

Un funerario puede cremar un cuerpo colocándolo dentro de un incinerador de grado industrial a una temperatura específica. Este proceso quema los restos hasta que se reducen a cenizas. El funerario sigue de cerca la cremación de un cuerpo. Muchas funerarias tienen equipos de cremación en el lugar. Los que no los tienen, envían el cuerpo a una instalación de incineración fuera del sitio. Los cuerpos incinerados, ahora cenizas, se colocan en una vasija especial que se entrega a los miembros de la familia.

Compartir:
Valorar este artículo