Actualizado: 23/06/2021
InicioDestacadosEl tanatorio de Esparraguera, pionero en Europa en el aprovechamiento de la energía generada por los hornos

El tanatorio de Esparraguera, pionero en Europa en el aprovechamiento de la energía generada por los hornos

El tanatorio de Esparraguera, pionero en Europa en el aprovechamiento de la energía generada por los hornos

El nuevo tanatorio de Esparraguera (provincia de Barcelona) dispone de un sistema de aprovechamiento de la energía generada por los hornos crematorios pionero en Europa, que utiliza la energía obtenida para la calefacción y el agua caliente, y que en el futuro también lo podría hacer para la electricidad.

El edificio de servicios funerarios está ubicado en el polígono industrial de Can Roca, en la calle de la Fresa 1, se inauguró el pasado mes de febrero y pertenece a Pomfusa SA, la empresa de referencia en el sector funerario en el norte del Baix Llobregat . Se trata de una construcción de tres plantas con crematorio, con medidas medioambientales y adaptada a las necesidades de la pandemia que presta servicio al municipio y también a las poblaciones vecinas de Collbató y El Bruc.

La pasada semana una delegación del Ayuntamiento de Esparraguera, encabezada por el alcalde, Eduardo Rivas, y el concejal de Urbanismo y Paisaje Urbano, Rogeli de la Cruz, han visitado las instalaciones de este equipamiento.

El nuevo edificio funerario de Esparraguera es una construcción ecológica que dispone de un sistema de recuperación de las aguas pluviales y reaprovecha la energía térmica que generan los crematorios. A través de un sofisticado sistema de refrigeración, los gases generados por los hornos, que llegan a la temperatura de 1.000 ºC, se expulsan a 35ºC y completamente filtrados de dioxinas, para evitar emisiones contaminantes y de efecto invernadero. En este proceso, parte del calor se utiliza para mantener activo el sistema de calefacción y agua caliente del tanatorio, que utilizan exclusivamente la energía generada por el mismo edificio. Por otra parte, en una edificación anexa, el taller de carpintería propio de la funeraria también tiene un sistema de aguas de aprovechamiento pluvial y energía eléctrica de auto-generación y consumo a partir de placas solares.

El edificio está distribuido en tres plantas, un sótano de uso exclusivamente interno, donde se encuentra el área para el acondicionamiento de los difuntos, la sala refrigerada, un aparcamiento de vehículos y el almacén de mercancías. En la primera planta, a pie de calle, hay tres salas de vela, un oratorio semihexagonal para celebrar ceremonias laicas o religiosas con una capacidad para 100 personas, dos hornos crematorios, un área de despedida para las familias, la recepción, la oficina de atención al público, aseos y un área comercial. Las salas de vela están divididas en tres espacios, uno más íntimo para las familias, una antesala y una terraza. En el espacio exterior que rodea el edificio se encuentran los aparcamientos y zonas ajardinadas y de descanso.

Compartir:
Valorar este artículo