Actualizado: 24/07/2021
InicioEmpresasCNMC analiza la compra por parte de Mémora de la funeraria vasca Rekalde por “riesgos” para la competencia

CNMC analiza la compra por parte de Mémora de la funeraria vasca Rekalde por “riesgos” para la competencia

CNMC analiza la compra por parte de Mémora de la funeraria vasca Rekalde por “riesgos” para la competencia

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha acordado, con fecha 19 de enero, analizar en segunda fase, es decir en profundidad, la compra por parte de Memora Servicios Funerarios de la funeraria vasca Rekalde, por un importa que no ha trascendido, por “los riesgos para la competencia existentes en los mercados afectados, especialmente en el País Vasco”.

En un comunicado, ha recordado que la operación consiste en la adquisición por parte de Memora, de las sociedades dedicadas a la prestación de servicios funerarios, tanatorio, crematorio y gestión de cementerios participadas por Rekalde, incluidas sus filiales.

Estas sociedades transferidas son Fure, S.A.U., Tanatorio Donostialdea-Donostialdeko Beilatoki, S.A.U., Tanatorio del Bidasoa, S.A.U., Servicios funerarios Baztán Bidasoa, S.L., y Servicios Funerarios Zarautz, S.A.

Según ha manifestado, la operación analizada afecta a los mercados mayoristas de servicios funerarios en los que las compañías de seguros de decesos y de servicios funerarios contratan de manera individualizada los servicios que no pueden prestar directamente por carecer de instalaciones suficientes.

CNMC VE “RIESGOS PARA LA COMPETENCIA”
En concreto, la CNMC ha indicado que, tras la operación, Memora reforzaría su posición en el mercado mayorista de servicios de tanatorio en el País Vasco, como es el caso de Errenteria y San Sebastián, a la vez que adquiriría “presencia notable” en zonas en donde no estaba activa (Hernani, Irún, Olaberria, Tolosa, Villabona y Zarauz).

Asimismo, en el mercado mayorista de servicios de crematorio y de cementerios, adquiriría “presencia notable” en zonas en donde no estaba activa como en crematorios en Errenteria, Olaberria, Villabona y San Sebastián; y en cementerios en Gipuzkoa.

La CNMC ha indicado que, debido al mayor acceso a instalaciones de tanatorios y crematorios que tendría tras la operación concretamente en el territorio vasco y navarro, queda “reforzada indirectamente la presencia de Memora” en el mercado minorista nacional de prestación integral de servicios funerarios.

Por ello, con el objetivo de analizar en profundidad “los riesgos mencionados en los citados mercados” como consecuencia de la ejecución de la operación, la CNMC ha decidido realizar este análisis en profundidad en segunda fase antes de decidir si aprueba o no la concentración de las distintas empresas.

Según ha precisado, de acuerdo con el artículo 58.1 de la Ley de Defensa de la Competencia, una vez iniciada la segunda fase del procedimiento de control de concentraciones, la Dirección de Competencia de la CNMC elaborará una nota sucinta sobre la operación.

Una vez resueltos sus aspectos confidenciales se publicará y pondrá en conocimiento de los agentes afectados y del Consejo de Consumidores y Usuarios, para la presentación, en su caso, de alegaciones.

Compartir:
Valorar este artículo