Actualizado: 20/04/2021
InicioArtículosEl imponente castillo salmantino que alberga un cementerio

El imponente castillo salmantino que alberga un cementerio

El imponente castillo salmantino que alberga un cementerio

Vía: Casamar

El Castillo de San Martín del Castañar fue construido en el siglo XV como residencia noble, pero también fue utilizado como atalaya vigía y prisión. Hoy alberga un cementerio y una plaza de toros.

Pocos ejemplos, o tal vez ninguno, hay en la provincia en los que uno de sus monumentos más emblemáticos, como pueda ser un castillo, haya podido cumplir con tantas funciones a lo largo de la historia como la fortaleza que a día de hoy domina el río Francia desde lo más alto de la localidad de San Martín del Castañar. Aunque el paso del tiempo no ha sido, como suele ocurrir con este tipo de construcciones, nada benévolo con su estructura originaria —buena parte de los elementos se han perdido—, esta localidad serrana puede, muy bien, presumir de contar hoy en día con uno de los castillos más singulares, atractivos, peculiares e, incluso, atípicos de la provincia de Salamanca.

Cuenta la historia que nació del capricho de un noble potentado del siglo XV, ni más ni menos que el Conde de Miranda del Castañar, como regalo de bodas para que su hija y su marido —un noble de San Martín— pudieran disfrutar de su feliz enlace. Tanto es así, que el conde no escatimó en gastos y sufragó la construcción de una impresionante residencia palaciega. Y tal función desempeñó durante años. Pero no la única. Dada su ubicación y emplazamiento, el Castillo dejó de ser residencia palaciega para convertirse en fortaleza defensiva y, más concretamente, en atalaya vigía contra las incursiones musulmanas.

De aquel esplendor inicial apenas se conservan un puñado de vestigios, entre ellos buena parte de su impresionante Torre del Homenaje y los muros de su cerca principal, así como una serie de dependencias interiores que hoy en día acogen con orgullo el Centro de Interpretación y Recepción de Visitantes de la Reserva de la Biosfera de las Sierras de Béjar y Francia y que representa casi a noventa localidades. “Y hoy en día se ha convertido en motor de dinamización del municipio y de toda la comarca”, señala con orgullo Alfonso Buenaventura, alcalde de San Martín del Castañar.

Entre los restos visibles se encuentra la parte inferior de los cuatro muros de la “torre vieja”, así como dos lienzos con vestigios de las almenas de la “torre nueva”. Y fuera del recinto, en lo que sería el antiguo patio de armas, está situada la plaza de toros, la segunda más antigua de España tras la del Castañar, de Béjar.

Palacio, fortaleza, centro de la Reserva de la Biosfera y durante años también prisión, hasta que en 1834 el interior del Castillo, que llegó a pertenecer al obispo de Salamanca, se convierte en cementerio de la localidad, función que sigue cumpliendo en la actualidad.

Emblema y escaparate de una comarca
Olvidado y maltratado por el tiempo desde que dejó de utilizarse como fortaleza defensiva, hasta llegar a mostrar un lamentable estado de ruina, el Castillo de San Martín del Castañar es hoy en día el orgullo de esta localidad serrana y el emblema y escaparate de toda la comarca. No en vano y tras una intensa labor de restauración, este conjunto medieval acoge actualmente el Centro de Interpretación y Recepción de Visitantes de la Reserva de la Biosfera de las Sierras de Béjar y Francia, actuando, por tanto, como elemento difusor de tan carismático y privilegiado espacio natural.

Instalado en el interior del recinto amurallado, a la sombra de la erguida y espectacular Torre del Homenaje, en cuya cúspide se ha construido un mirador que domina las dos sierras, este centro de interpretación ofrece al visitante un sugerente recorrido por la convivencia entre lo local y lo global, pero también presenta un atractivo paseo didáctico por la relación de la gente con el territorio. Tal y como comentan los monitores de este espacio en sus recorridos guiados por el Castillo, la propuesta museográfica ofrece entre sus singularidades el llamado “Pasadizo de los porqués”, así como “La gran sala del mundo” y “La mesa del compromiso”, que, a través de una serie de montajes audiovisuales, juegos de luz y sonido, y materiales naturales, actúan como guía para que el visitante consiga adentrarse en la esencia de la Reserva de la Biosfera y en sus significativos valores culturales, naturales y etnográficos. Y todo ello con el fin de hacer reflexionar al ser humano sobre su interacción con el entorno. Al mismo tiempo, este centro ofrece también información histórica y patrimonial sobre la fortaleza en la que se encuentra enclavado. Una visita obligada y enriquecedora.

CARACTERÍSTICAS DEL CASTILLO

Ubicación: San Martín del Castañar, localidad ubicada a una hora en coche de Salamanca.

Construcción: El conjunto fue construido en el siglo XV por el Conde de Miranda del Castañar como residencia palaciega de su hija, quien se casó con un noble de San Martín.

Reconstrucción: Olvidado y dejado de la mano de Dios, hasta caer en un estado de ruina, el conjunto medieval fue recuperado en el siglo XX para las visitas turísticas y como Centro de Interpretación y Recepción de Visitantes de la Reserva de la Biosfera de las Sierras de Béjar y Francia.

Categoría: Usado como palacio, fortaleza defensiva, prisión y cementerio, el Castillo es declarado Bien de Interés Cultural en 1949.

Visitas: El recinto del Castillo es visitable todos los días de la semana en horario de 11:00 a 18:00 horas. El centro de interpretación permanecerá cerrado hasta el mes de marzo de 2021 debido a la pandemia.

Compartir:
Valorar este artículo