Actualizado: 30/10/2020
InicioDestacadosUn estudio de la Diputación revela que el 45% de los difuntos de la demarcación de Barcelona se incineran

Un estudio de la Diputación revela que el 45% de los difuntos de la demarcación de Barcelona se incineran

Un estudio de la Diputación revela que el 45% de los difuntos de la demarcación de Barcelona se incineran

El 45% de los servicios realizados por las empresas funerarias de la demarcación de Barcelona se incineran, según el primer Estudi dels serveis funeraris de la província de Barcelona, elaborado por la Diputación de Barcelona y que recoge datos referentes al 2018.

El ente provincial, que acaba de hacer público el documento, ha incorporado por primera vez el sector funerario dentro del análisis de los servicios municipales que hace cada año; lo ha hecho con la colaboración de 11 miembros de la Asociación de Empresas de Servicios Funerarios de Cataluña (Asfuncat) y de las funerarias de la demarcación que forman parte. Asfuncat representa a 45 organizaciones tanto públicas como privadas que prestan el 90% de los servicios funerarios del país.

Los precios, negro sobre blanco
El estudio examina los precios medios de los servicios funerarios en la demarcación de Barcelona en función de su sofisticación. Definiendo el servicio básico como aquel servicio que incluye solo aquellos conceptos estrictamente obligatorios según normativa, el precio medio de este tipo de proceso funerario en la provincia de Barcelona es de 2.469 euros, que incluyen 427 euros en concepto de impuestos (IVA).

Definiendo el servicio estándar como aquel que incluye solo los conceptos solicitados en más del 75% de los servicios realizados, el precio de este tipo de proceso funerario incluyendo los extras es de 3.427 euros, que incluye 587 euros en concepto de impuestos (IVA).

Definiendo el servicio prémium como aquel en el cual se contratan todos los conceptos posibles, el precio medio de este tipo de proceso funerario incluyendo los extras es de 6.607 euros, que incluyen 1.116 euros en concepto de impuestos.

En los tres casos, hay que sumar a los importes el coste del destino final. Se trata de 817 euros de media en caso de la cremación y 295 euros de media en caso de la inhumación (incluyendo, siempre, los impuestos). Ahora bien: cómo es sabido, no todos los procesos funerarios incluyen ambos conceptos.

Definiendo el servicio completo como aquel que incluye todos los servicios necesarios desde la recogida hasta el destino final del difunto (suministro del ataúd, ceremonia y/o tanatorio si hace falta, traslado, inhumación y todos aquellos conceptos extras que se contraten), el 80% de los servicios funerarios tiene un precio entre los 2.000 euros y los 5.000 euros y casi el 40% estuvo entre los 3.000 euros y los 3.999 euros. Una pequeña parte de los servicios funerarios completos prestados en 2018 (el 13%) tuvieron un precio total superior a los 5.000 euros incluyendo, siempre, el IVA.

Siete de cada diez, cubiertos por el seguro
El primer Estudi dels serveis funeraris de la província de Barcelona, elaborado por primera vez por la Diputación de Barcelona, revela que el 2% de los servicios son de beneficencia, es decir, que las empresas funerarias se hacen cargo de su coste según la legislación catalana. Un 68% de los servicios los financian los seguros.

El estudio de la institución pública provincial es especialmente relevante por su representatividad: el número de servicios suministrados por los operadores de servicios funerarios participantes casi coincide con la tasa de mortalidad en 2018 del área de influencia analizada (850 servicios suministrados y 862 muertos por cada 100.000 habitantes).

Del total de servicios realizados, un 83% hizo uso de las salas velatorio y un 78% tuvo algún tipo de ceremonia (laica o religiosa). El año 2018 había de media 4,7 salas de velatorio por tanatorio, las cuales registraron un uso cada tres días.

Buena valoración del servicio
En cuanto a la percepción de la calidad del servicio recibido, el grado de satisfacción mediano de los usuarios es de 71 sobre 100 según el Índice de Promotores Netos (NPS®, por las siglas en inglés). Esta valoración no solo se encuentra en línea con la del sector funerario en el estado español (72), sino que presenta un nivel parecido al de empresas mundialmente reconocidas por su elevado índice NPS®, como por ejemplo Starbucks (77), Airbnb (74), Netflix (68) o Amazon (62).

ASFUNCAT
La Asociación de Empresas de Servicios Funerarios de Cataluña (Asfuncat) nació en 1957 con el objetivo de convertirse en la voz del sector en Cataluña.

Actualmente, la entidad está configurada por 45 empresas de titularidad tanto pública como privada que representan el 90% de los servicios funerarios en Cataluña, y que dan trabajo a más de 1.600 trabajadores.

Compartir:
Valorar este artículo