Actualizado: 20/10/2018
InicioCuriosidadesDurante el verano se desarrollarán siete excavaciones arqueológicas del MARQ con un centenar de voluntarios

Durante el verano se desarrollarán siete excavaciones arqueológicas del MARQ con un centenar de voluntarios

Durante el verano se desarrollarán siete excavaciones arqueológicas del MARQ con un centenar de voluntarios

Vía: EFE

Un centenar de voluntarios de España y de varios países europeos participarán entre julio y octubre en siete excavaciones impulsadas por el Museo Arqueológico de Alicante (MARQ), de la Diputación alicantina, a lo largo de la provincia.

El diputado provincial de Cultura, César Augusto Asencio, y el director técnico del MARQ, Manuel Olcina, han ofrecido hoy los detalles de este plan anual de excavaciones arqueológicas 2018, uno de los mejor dotado económicamente del país con 106.000 euros.

Se centrará en los enclaves de la “Cova del Randero” de Pedreguer, con 18.000 euros, las laderas del Castillo de Callosa de Segura (18.000), el Cabezo del Molino de Rojales (11.000), la Pobla d’Ifac de Calp (18.000), la Carta Arqueológica Subacuática de la Vega Baja del Segura (18.000) y la Borratxina de Mutxamel (8.200), además del Tossal de Manises/Lucentum, con 14.000.

Olcina ha destacado que las excavaciones van desde la prehistoria (Neolítico) hasta la Edad Media (siglo XV) y que han atraído el interés de universidades y voluntarios de varios países porque se utilizan algunas de las técnicas de investigación “más punteras” tanto en la extracción como, posteriormente, en las tareas de procesamiento, entre ellas la del carbono 14.

En el Tossal de Manises, donde está la antigua ciudad romana de Lucentum, doce personas trabajarán durante julio en la puerta de acceso a la ciudad del lado oriental, y también en los caminos que confluyen a este acceso que es ejemplo de la arquitectura militar republicana.

Del mismo modo, veinte voluntarios seguirán horadando en la galería de la sala interior de ‘Cova del Randero’, en Pedreguer, donde ya se han determinado las mejores evidencias del uso funerario de la cavidad tras el hallazgo de un cráneo completo.

En cuanto a las laderas del castillo de Callosa de Segura, se liberará de sedimento el paquete estratigráfico, en una primera fase, para después documentar los niveles inferiores a lo largo del otoño, mientras que en el Cabezo del Molino de Rojales cuatro voluntarios harán sondeos arqueológicos.

En la Pobla d’Ifac de Calp trabajarán 36 voluntarios entre julio y agosto en la decimocuarta campaña para las tareas de consolidación de emergencia y adecuación en el yacimiento, así como en la excavación y documentación de las áreas arqueológicas centradas en el sector de la muralla oeste.

La carta arqueológica subacuática de la Vega Baja del Segura continuará con las labores de prospección y sondeos para el levantamiento de la Carta Arqueológica Subacuática de la provincia, dentro de una fase que tocará costas entre Guardamar y Pilar de la Horadada.

Concretamente, ocho personas trabajarán durante cuatro semanas frente a Torrelamata, Punta Prima, Cabo Roig, la playa de las Mil Palmeras y el fondeadero del Mojón de Pilar de la Horadada.

La séptima actuación del plan impulsado por la Diputación de Alicante es el yacimiento de Borratxina de Mutxamel, cerca del barranco del Juncaret, donde se desarrollarán sondeos en la parte alta y media de la elevación, donde se detectaron cerámicas romanas de cronología altoimperial. 

Compartir:
Valorar este artículo