Funsegur
Actualizado: 27/06/2022
InicioCuriosidadesDescubren en Pompeya una tumba en losa de piedra del siglo IV a.C. con su ajuar funerario

Descubren en Pompeya una tumba en losa de piedra del siglo IV a.C. con su ajuar funerario

Descubren en Pompeya una tumba en losa de piedra del siglo IV a.C. con su ajuar funerario

Vía: ABC

Impresionantes descubrimientos en Pompeya (fue una ciudad de la Antigua Roma en la región de Campania, cerca de la moderna ciudad de Nápoles). Se trata de una tumba en losas de piedra caliza del siglo IV a.C., con un auténtico ajuar funerario, compuesto al menos de seis vasijas, entre otros objetos.

Son un raro testimonio funerario de edad prerromana. El ajuar se encontraba junto al esqueleto de un hombre adulto, al nivel de los brazos y de los pies. Otros descubrimientos sorprendentes han sido un horno, probablemente para la fabricación de objetos de bronce, y una cantera utilizada para la extracción de materiales para la construcción.

En otros ambientes poco distantes de la necrópolis de «Porta Ercolano», se han encontrado tres monedas de oro, y un collar, además de cuatro esqueletos de personas que huían cuando se produjo la erupción del Vesubio, que destruyó la ciudad romana en el 79 d. C.

Precisamente han sido los muertos de Pompeya los que han ofrecido una de las imágenes más fuertes de las excavaciones de Pompeya, cuya área arqueológica se extiende en 66 hectáreas, siendo la parte excavada 44. Una de las exposiciones más impresionantes sobre Pompeya, que se clausuró hace pocos meses, fue precisamente sobre los calcos de yeso de las víctimas de la erupción, incluyendo la de una niña encontrada agarrada a la madre, a la que Primo Levi dedicó la poesía

«La niña de Pompeya: “Muchacha descarnada / que te has aferrado convulsivamente a tu madre / como si quisieras volver a entrar en ella»». Y es que, seguirán descubriéndose aún casas y frescos maravillosos en Pompeya, pero seguramente la impresión suscitada por las víctimas seguirá acaparando la atención, porque, además, la ciencia moderna –con la TAC, por ejemplo- está ayudando a que conozcamos mejor historias de vida personal de los pompeyanos.

Compartir:
Valorar este artículo