Actualizado: 16/06/2021
InicioCuriosidadesAparece en la necrópolis de la Iglesia de San Pedro de Vigaña un ajuar funerario del siglo VII

Aparece en la necrópolis de la Iglesia de San Pedro de Vigaña un ajuar funerario del siglo VII

Aparece en la necrópolis de la Iglesia de San Pedro de Vigaña un ajuar funerario del siglo VII

La excavación de 60 tumbas de la necrópolis de la Iglesia de San Pedro de Vigaña, en el concejo asturiano de Belmonte de Miranda, llevada a cabo por la Universidad de León (ULE) el pasado verano en el marco de un proyecto de investigación denominado “La formación del paisaje del Noroeste Peninsular” ha permitido sacar a la luz un enterramiento con ajuar del siglo VII.

Esta investigación ha logrado documentar una amplia secuencia ocupacional (desde al menos el siglo VII hasta la actualidad), y ha sacado a la luz un hallazgo “excepcional” en el panorama de la arqueología altomedieval: un enterramiento con un importante ajuar.

Por medio de un comunicado, la investigadora principal, la profesora de Historia Medieval de la ULE, Margarita Fernández Mier, ha explicado que “el enterramiento es el primero de este período que aparece en contexto arqueológico en Asturias y sería el más occidental de la Cornisa Cantábrica”.

A pesar de su mala conservación, porque había sido modificado por tumbas posteriores y otras estructuras, “presenta una serie de objetos característicos de otras tumbas de este período en yacimientos de Cantabria, País Vasco y Navarra: lleva una espada (scramasax) que iría colocada en su vaina que colgaría de una suspensión de la que se conservan dos pequeñas hebillas, una de ellas de bronce; además lleva un cuchillo largo y otros objetos de metal”, ha apuntado.

Fernández Mier subraya que este hallazgo resulta de especial relevancia ya que los siglos VI y VII “son muy poco conocidos en Asturias”, y el hecho de localizar este tipo de ajuar en una zona de montaña “abre un amplio abanico de líneas de trabajo sobre la sociedad rural altomedieval y su forma de articulación”.

“Además de este enterramiento -apunta la investigadora de la ULE-, se han documentado otros que posiblemente tienen una cronología tardoantigua, así como una amplia tipología de tumbas que pertenecen a un amplio periodo de tiempo, algunas de ellas con cierta monumentalización”, ha explicado.

Añade que “todas ellas permitirán avanzar en la compresión de los procesos de transformación del poblamiento y los espacios sacralizados, así como en el papel que desempeñan las iglesias como centro de articulación territorial en los siglos altomedievales”.

“Todo ello hace que los hallazgos de Vigaña supongan un importante paso adelante en la conocimiento de la historia de las aldeas del norte peninsular”, concluye la investigadora.

En los próximos meses se continuará con los trabajos antropológicos de los restos exhumados que, según explica Fernández Mier, “permitirán ampliar la información y obtener una visión más completa de las sociedades rurales altomedievales, tan poco conocidas”.

Compartir:
Valorar este artículo