Actualizado: 22/01/2018
InicioCuriosidadesUn pastor encuentra la primera imagen de un abulense que data siglo I

Un pastor encuentra la primera imagen de un abulense que data siglo I

Un pastor encuentra la primera imagen de un abulense que data siglo I

Vía: Elfunerario.com / Agencias

Un pastor ha hallado en Bercial de Zapardiel (Ávila) la que supone la primera imagen de un abulense y de un castellanoleonés, una escultura de barro datada en el siglo I que se ha presentado este miércoles en la Delegación de la Junta en la capital abulense.

“El carácter general de la pieza la convierte en el primer retrato de un abulense conocico hasta la fecha y también de un castellanoleonés si le atribuimos una cronología del siglo I”, ha explicado el arqueólogo territorial, Francisco Fabián.

“De finales del siglo II estarán los encontrados en Becerril de Campos (Palencia)”, ha señalado al presentar la pieza, una pequeña cabeza hueca de barro cocido que se llamará ‘Julianus’, según ha dicho el delegado territorial de la Junta, Francisco José Sánchez, en homenaje al pastor que la encontró, Julián Rodríguez, y que la entregó renunciando a cualquier indemnización.

La escultura de terracota en bulto redondo representa una imagen funeraria un hombre de entre 65 y 75 años.

Junto a un yacimiento

La “pieza excepcional” fue encontrada en las inmediaciones de uno de los yacimientos arqueológicos romanos de Bercial de Zapardial, zona de asentamientos de villas romanas en torno al cultivo cerealista entre los siglos I y V.

“Modelada en arcilla y bien cocida, es una pieza completa realizada a partir de un original, previsiblemente de cera, obtenido mediante una máscara aplicada al propio cadáver”, según el arqueólogo.

“Lo interesante es que la máscara no sirvió directamente para realizar la escultura, sino que a partir de ella y se supone que a mano alzada un artista reprodujo en arcilla el calco original pero en un tamaño más pequeño”, señala.

Según Fabián, algunos detalles dejan ver aspectos de la vida del hombre, como cierta torcedura en la nariz y la hinchazón en un párpado, que denota un traumatismo inmediato a la muerte, puede que de un golpe intencionado o accidental.

Compartir:
Valorar este artículo