Funsegur
Actualizado: 19/04/2024
Gesmemori
InicioDestacadosLos dos hornos crematorios de Logroño necesitan ser cambiados debido a sus persistentes averías

Los dos hornos crematorios de Logroño necesitan ser cambiados debido a sus persistentes averías

Los dos hornos crematorios de Logroño necesitan ser cambiados debido a sus persistentes averías

Los dos hornos crematorios de Logroño necesitan ser cambiados debido a sus persistentes averías

Los dos antiguos hornos crematorios municipales del Ayuntamiento de Logroño (La Rioja) requieren de una reparación inmediata o de un cambio por otros nuevos y más modernos, de hecho, el presupuesto anual del cementerio incluye una partida para su mantenimiento.

La avería actual se podría catalogar de poco habitual, y ha supuesto unas obras extraordinarias que han requerido de una contratación vía resolución de Alcaldía por un importe cercano a los 14.500 euros.

El crematorio municipal de Logroño ha pasado tres semanas trabajando con un solo horno y desde el pasado lunes 6 de marzo, ya se encuentran activos los dos hornos, eso si, a la espera de que pasen una nueva intervención debido a la complicación que han supuesto los arreglos realizados. Además, a todo ello hay que sumar la baja de un trabajador del crematorio que ha obligado a suspender, el pasado fin de semana, hasta dos servicios.

El crematorio del cementerio municipal cuenta en la actualidad con dos hornos en servicio desde de 2001 y 2010 donde se llevan a cabo cinco incineraciones cada jornada. Cualquier incidencia en los mismos, frecuentes en los últimos tiempos dada su antigüedad, se traduce en retrasos, esperas, averías y, llegado el caso, traslados fuera de la capital.

El concejal de Servicios Sociales y Desarrollo Comunitario, Iván Reinares, ha querido destacar que cuando llegaron al Ayuntamiento se encontraron con un informe para la adquisición de un tercer horno crematorio con un presupuesto de 2,5 millones de euros, “aunque la ubicación que le habían buscado no era posible instalarlo”. Aseguro que no lo vieron como una solución y “se encargó un estudio para la instalación de un nuevo horno, pero en otra ubicación. El objetivo era mantener el actual hasta que tuviésemos unas nuevas instalaciones más apropiadas”.

Para actualizar y modernizar el crematorio “necesitamos una nueva ubicación y dos nuevos hornos con mayor capacidad, y para ello tenemos que destinar un mínimo de 4,5 millones de euros”. Ahora el Ayuntamiento intenta buscar la manera de incluir esa partida en el presupuesto de 2024. 

Compartir:
Valorar este artículo