Funsegur
Actualizado: 15/07/2024
Gesmemori
InicioInternacionalDescubren un conjunto funerario almohade durante unas obras en una calle de Osuna (Sevilla)

Descubren un conjunto funerario almohade durante unas obras en una calle de Osuna (Sevilla)

Descubren un conjunto funerario almohade durante unas obras en una calle de Osuna (Sevilla)

Descubren un conjunto funerario almohade durante unas obras en una calle de Osuna (Sevilla)

Unas obras entre las calles Antigua Audiencia y Santo Domingo de Osuna (provincia de Sevilla) han sacado a la luz un conjunto funerario compuesto por 21 enterramientos, datados por los equipos arqueológicos como adscritos a periodo andalusí y enmarcados entre periodo Taifa y Almohade (S. XI-XII).

En un comunicado, el Ayuntamiento de la localidad ha detallado que, según el informe del Servicio Arqueología y Patrimonio Histórico, el espacio funerario hallado se estima «mucho más amplio», dado que se presentan indicios de la misma cronología en zonas próximas como la Cilla del Cabildo, donde incluso se localizó un enterramiento infantil con la misma tipología de fosa y disposición.

Estas necrópolis, urbanísticamente, marcan el final de zonas o barrios de la época, y este caso se trataría del final del arrabal de Santo Domingo, que ocuparía gran parte de la superficie actual del barrio en su zona central y que, dada la extensión y el número de individuos aparecidos, debía ser una de las zonas más pobladas e importantes a extramuros de la villa antigua.

Con estos restos funerarios se confirma al menos la existencia de este tercer gran arrabal en la Osuna andalusí, lo que hace reconsiderar desde el punto de vista científico el nivel de población de la villa y su importancia estratégica a las puertas del valle del Guadalquivir para el mundo islámico.

Los restos localizados aparecen en fosas simples con un máximo de profundidad entre los 40 y 60 centímetros y anchos en torno a los 30-50, por lo que siguen de forma exhaustiva la norma funeraria “malikí”.

Todos están en posición de cúbito supino lateral, con las piernas ligeramente flexionadas y con la cabeza orientada hacia la Meca.

Los enterramientos, según la norma islámica, son muy simples, realizados a poca profundidad en tierra y simplemente incorporando un sudario o la misma parihuela donde portaban al fallecido.

No existen ajuares ni elementos de valor, salvo en el caso de algún enterramiento femenino que, en ocasiones, se obviaba la normativa funeraria y si incluían piezas pequeñas como pendientes o un collar. 

Compartir:
Valorar este artículo