Funsegur
Actualizado: 03/02/2023
Gesmemori
InicioEmpresasIberataud: «Los fabricantes de ataúdes llevan años desarrollando líneas de productos ecológicos»

Iberataud: «Los fabricantes de ataúdes llevan años desarrollando líneas de productos ecológicos»

Iberataud: "Los fabricantes de ataúdes llevan años desarrollando líneas de productos ecológicos"

Iberataud: «Los fabricantes de ataúdes llevan años desarrollando líneas de productos ecológicos»

Vía: Iberataud

La Asociación Española de Fabricantes de Ataúdes de Madera y Derivados (IBERATAUD), recibía en noviembre pasado la noticia sobre la idea del Gobierno de España de sustituir los ataúdes de madera por ataúdes de cartón ondulado, aludiendo a la “menor contaminación que genera este material procedente de materiales vegetales”.

IBERATAUD observa que se trata de un cambio radical e innecesario, que difícilmente agradaría a la sociedad, la cual debe saber que «los fabricantes españoles de ataúdes de madera llevan muchos años desarrollando líneas de producto ecológicas, empleando maderas certificadas ambientalmente, recubrimientos en base agua inofensivos para la atmósfera durante la combustión del féretro, y materiales textiles ecológicos, igualmente respetuosos con el medioambiente».

En efecto, fruto de la modificación que se ha llevado a cabo estos últimos diez años de la Norma UNE 190.001 de fabricación de ataúdes de madera, se ha separado el ataúd genérico del ecológico, ya que, según la norma “el incremento de las incineraciones conlleva un control más exhaustivo de las emisiones que genera la combustión de las cajas”.

IBERATAUD, integrada en la Federación Española de Industrias de la Madera (FEIM), ha mantenido una reunión con el grupo parlamentario socialista para solicitar participar en el grupo de trabajo que se conforme en torno a la iniciativa, dando ejemplo de una industria que se está adaptando a los tiempos que corren para alcanzar un producto exquisito, con una huella de carbono mínima, absolutamente respetuoso con el medioambiente e integrado en una economía circular.

Compartir:
Valorar este artículo