Funsegur
Actualizado: 05/10/2022
InicioDestacadosEl PSOE quiere vestir a nuestros muertos, decidir su ataúd y controlar todo el proceso de cremación e inhumación

El PSOE quiere vestir a nuestros muertos, decidir su ataúd y controlar todo el proceso de cremación e inhumación

El PSOE quiere vestir a nuestros muertos, decidir su ataúd y controlar todo el proceso de cremación e inhumación

El PSOE quiere vestir a nuestros muertos, decidir su ataúd y controlar todo el proceso de cremación e inhumación

Ahora el Partido Socialista también quiere controlar el sector funerario y para ello ha elaborado un documento con nuevas normas para que, según ellos, los muertos no contaminen y para ello deberán seguir sus instrucciones, el cadáver deberá llevar ropa de fibra natural y los ataúdes deberán ser de cartón.

Según explica Carlos Cuesta en LibreMercado, en el documento que han elaborado aseguran que, «se producen emisiones contaminantes peligrosas para la salud y numerosos estudios señalan que las emisiones asociadas al proceso de cremación podrían reducirse», por ejemplo, “con medidas como el uso de ataúdes de cartón ondulado u otros materiales vegetales» o, incluso “vistiendo de una forma ecosostenible a los cadáveres», con ropa de fibra textil natural.

Los ultraecologistas llegan hasta nuestros muertos 
«Los socialistas han plasmado ya todo un plan verde en un documento en el que explican que «la incineración de cadáveres humanos produce emisiones contaminantes peligrosas para la salud». Porque hay toda una «Iista de contaminantes orgánicos persistentes», que se concentran en «los crematorios» convirtiéndolos en «una de las fuentes en las que se pueden formar y liberar estas sustancias por la presencia de compuestos clorados precursores o cloro en los cadáveres y en algunos plásticos coincinerados».

El PSOE prepara nuevos requisitos y costes para «los hornos crematorios», los fallecidos deberán vestir de una manera determinada, y los ataúdes «deberán ser de cartón ondulado u otros materiales vegetales, en Iugar de los tradicionales de madera».

Y siguen por la ropa del cadáver: «Que la persona fallecida vista con ropa de fibra textil natural; y evitar tratamientos de tanatopraxia a los cadáveres», para reducir su impacto contaminante. «Con estas actuaciones se podrían eliminar los componentes sintéticos volátiles que habitualmente componen los féretros convencionales y las ropas sintéticas, así como el formaldehído y otros líquidos de conservación tóxicos», explica el PSOE.

El PSOE dice que esta reforma la exige «el Convenio de Estocolmo sobre contaminantes orgánicos y persistentes, ratificado por el Reino de España en 2004», puesto que señala toda una «Iista de contaminantes orgánicos persistentes, identificando a los crematorios como una de las fuentes en las que se pueden formar y liberar estas sustancias por la presencia de compuestos clorados precursores o cloro en los cadáveres y en algunos plásticos coincinerados».

Y añaden los socialistas, «los hornos crematorios deben disponer de los equipos de filtración necesarios para reducir la carga de tóxicos de sus emisiones», pero que «no siempre se aplican las mejores técnicas disponibles de descontaminación, especialmente en instalaciones antiguas». 

Compartir:
Valorar este artículo