Funsegur
Actualizado: 05/10/2022
InicioDestacadosEl cementerio de Sevilla sufre una “degradación constante” y los hornos crematorios tienen un mal funcionamiento

El cementerio de Sevilla sufre una “degradación constante” y los hornos crematorios tienen un mal funcionamiento

El cementerio de Sevilla sufre una “degradación constante” y los hornos crematorios tienen un mal funcionamiento

El cementerio de Sevilla sufre una “degradación constante” y los hornos crematorios tienen un mal funcionamiento

El candidato del PP a la Alcaldía de Sevilla, José Luis Sanz, ha criticado este martes la «degradación» y el «mal funcionamiento» del cementerio municipal, y ha propuesto un plan de reforma integral para acabar con el «caos» en el camposanto, las averías «constantes» de los hornos y la situación «indigna» en la que trabajan los empleados.

Así lo ha manifestado tras realizar una visita en la que «ha comprobado el lamentable estado que presenta», apreciándose incluso «vehículos oxidados cerca de un horno crematorio» que llevarían ahí «desde hace, al menos, cinco años». «Todos estos hechos ratifican la inoperancia de un gobierno que en casi ocho años apenas ha puesto una mano en este espacio», según recoge la oficina del candidato en una nota de prensa.

Por ello, el candidato del PP a la Alcaldía ha planteado un plan de reforma integral que incluye cámaras de videovigilancia, sistema de barreras para acceder al cementerio, y, «sobre todo, reparación correcta» de todos los hornos, «modernización» de las instalaciones y la dotación de los medios «necesarios» a los empleados.

Además, ha propuesto mejoras de iluminación, viario, bocas de riego y dotar de más personal al cementerio para que se puedan realizar los trabajos de forma «correcta», así como establecer la seguridad adecuada para evitar los robos. «El cementerio de Sevilla tiene valores históricos, artísticos y paisajísticos que merecen mayor protección», ha concluido Sanz.

El candidato del PP ha lamentado la «falta de cuidado» en el camposanto con «árboles sin cuidar, matorrales y calles en las que hay lápidas rotas». La parte trasera del camposanto, la más cercana a San Jerónimo, es la que «peor imagen presenta», a su juicio, ya que son utilizadas de almacén «sin orden» y donde se «amontonan lápidas retiradas, barandillas de panteones oxidadas, y utensilios y maquinaria de obra en descomposición».

Al hilo de ello, ha detallado que «lo más grave de todo es la imposibilidad de utilizar algunos de los hornos crematorios por las constantes averías». Los trabajadores alertan, a este respecto, que los hornos crematorios en funcionamiento son solo tres cuando debía disponerse de cinco, en función de las necesidades de funcionamiento del camposanto.

En el cementerio se realizan 3.000 incineraciones al año, aproximadamente 1.000 por horno. Cada uno de ellos tiene una vida útil de 4.500 cremaciones, con lo que «en cuatro o cinco años deben repararse», según los datos ofrecidos por la oficina del candidato. Los de Sevilla han superado «con creces» esos límites hace ya varios años, de manera que, «cuando uno de los hornos se avería se sufren las consecuencias reflejadas en no poder asumir la carga de trabajo».

Compartir:
Valorar este artículo