Actualizado: 09/12/2019
InicioInternacionalTesla Model S fúnebre: tu último viaje también puede ser cero emisiones

Tesla Model S fúnebre: tu último viaje también puede ser cero emisiones

Tesla Model S fúnebre: tu último viaje también puede ser cero emisiones

Vía: Evpro Motor

Una web noruega ha puesto a la venta este curioso Tesla Model S con modificaciones para ser coche fúnebre. Una forma de ir al más allá sin emisiones, y nada barato, ya que cuesta el equivalente a 185.000 euros.

Sin duda, una función para el Tesla Model S llamativa, ya que al menos en España, la gran mayoría de estos coches son Mercedes Clase E. Así que ahora, los tanatorios y funerarias tienen una nueva opción, 100% eléctrica, para transportar los cuerpos de personas fallecidas de un punto a otro.

Un precio alto, teniendo en cuenta que es casi 100.000 euros más caro que la versión más económica en concesionario (87.800 euros), aunque hay que tener en cuenta que este es muy exclusivo. Probablemente, se trata del único Tesla Model S fúnebre del mundo. Y hay que tener en cuenta el gasto del actual propietario en modificaciones para adaptar la berlina de la firma norteamericana.

Cómo afectan estas modificaciones al vehículo y su rendimiento
El Tesla Model S, con todo tipo de detalles, pesa, evidentemente, más que el original. Peso al que hay que sumar el del propio féretro y el cuerpo. Esto puede afectar y bastante a la autonomía real del coche… y quizá ese sea un motivo de la venta.

Hay ciudades con restricciones y cada vez más, por lo que puede ser interesante utilizarlo en ciertos lugares. Un Tesla Model S que ha conllevado mucho trabajo. Aumentar 80 centímetros su longitud es una labor de ingeniería complicada.

Además, incorpora madera en la zona del féretro, railes y otras adaptaciones, como sujeciones, para cargar el féretro o los típicos tapizados mullidos que incorporan este tipo de coches.

Sin duda, contar con un coche cero emisiones puede ser un auténtico reclamo para las familias más ecologistas… aunque quizá, en esos momentos, el tipo de coche que cargue a un ser querido es lo menos importante, ¿verdad?.

Compartir:
Valorar este artículo