Actualizado: 18/07/2019
InicioDestacadosCuidado con el ADN muerto de las funeraria

Cuidado con el ADN muerto de las funeraria

Cuidado con el ADN muerto de las funeraria

Vía: ADN para SIEMPRE

Cómo es de imaginar en el momento que se señalan rasgos memoriales en algún objeto la industria funeraria se interesa por ellos. Dado que el ADN (aunque sea algo muy técnico) es sin duda la mejor representación biológica de un ser querido, en el mercado hay diferentes opciones ofertadas por funerarias para conservar una muestra de ADN.

En algunos casos esta muestra de ADN se oferta que se conserve en un biobanco o banco genético. En general, en el formato de ADN congelado este se extrae y se prepara para que en cualquier momento pueda analizarse y por tanto estudiarlo o incluso para utilizarlo en aplicaciones biotecnológicas.

Pero en ocasiones también se da la opción de mezclar la muestra del ADN con una cerámica en formato de recuerdo funerario y destacar sólo el aspecto memorial. En este caso, la persona tiene que tener claro que es posible que tal y como se ha preparado la muestra jamás podrá ser empleada para estudiar la genética familiar.Que se tome una muestra de ADN de una persona fallecida, no quiere decir que luego pueda ser analizada para poder extraer información genética de la misma.

DNA FAMILY BOOK es la única empresa que extrae ADN para conservarlo completamente aislado y protegido permitiendo que en todo momento se pueda extraer para realizar un estudio actualizado de la información genética. Para ello la entregan dentro de una cápsula especial donde el ADN podrá siempre analizarse para ser estudiado genéticamente.

Hay personas cuyos seres queridos han fallecido de una enfermedad poco conocida y directamente han valorado que se guarde una muestra del ADN en un banco genético por un plazo mínimo de 10 años. Pero la opción de conservación en el banco genético, tanto si es público como privado no es barata y supone un gasto energético importante.

La otra opción, que por ahora sólo oferta una única empresa en España es la de DNA FAMILY BOOK, tanto si se trata de una extracción de ADN en vida (incluso si la persona está en estado terminal), como si la persona acaba de fallecer. Esta empresa está especializada en preparar la muestra del mismo en unas condiciones que en cualquier momento podrá ser analizada tanto si se incluye en una joya, como si se guarda en un biobanco perteneciente a la Red Nacional de Biobancos Carlos III.

Compartir:
Valorar este artículo