Actualizado: 22/09/2020
InicioNoticiasInvestigan a seis personas por expolio y daños en un yacimiento arqueológico de Córdoba

Investigan a seis personas por expolio y daños en un yacimiento arqueológico de Córdoba

Investigan a seis personas por expolio y daños en un yacimiento arqueológico de Córdoba

La Guardia Civil investiga a seis personas acusadas como presuntos autores de un delito de daños y expolio en un yacimiento arqueológico de la Campiña de Córdoba. Así lo ha dado a conocer la Benemérita el pasado sábado en una nota en la que se explica que esta actuación es consecuencia de los servicios que se vienen desarrollando en la provincia de Córdoba en protección del patrimonio arqueológico.

El Equipo de investigación del Seprona de la Guardia Civil de Córdoba recibió una llamada de una patrulla que había sorprendido en una finca ubicada en las inmediaciones de la Campiña cordobesa, a tres personas, conocida una de ellas por estar dedicándose a la búsqueda y comercio de piezas arqueológicas, los cuales utilizando aparatos detectores de metales y pequeñas azadas, realizaban pequeñas excavaciones en la tierra para la búsqueda de piezas arqueológicas metálicas, a los que le fueron intervenidas entre otras siete monedas.

La inspección efectuada en la zona por efectivos del Seprona permitió comprobar que en la citada finca se pudieran haber ocasionado importantes daños al patrimonio arqueológico. Asimismo, durante dicha inspección, según un comunicado de la Guardia Civil, se pudo recuperar un fragmento de inscripción en mármol con la leyenda de «Secvunda», que pudiera tratarse de una lápida funeraria.

También, se pudo observar, que en la citada finca se habían realizado dos actividades claramente diferenciadas, una de ellas la realizada por los conocidos en el argot como «piteros», quienes una vez que el aparato detector localiza un resto metálico, remueven el terreno con la finalidad de extraerlo de debajo del sustrato.

En segundo lugar, los agentes actuantes observaron esparcidos por todo el área de trabajo gran cantidad de restos arqueológicos totalmente fracturados con diversificación de tamaños y formas de lo que se identifica claramente con conglomerados, tégulas, ladrillos y restos cerámicos, relacionados con la actividad agrícola desarrollada en la parcela, posiblemente extraídos a la hora de llevar a cabo la remoción de terreno necesaria para realizar la labor de siembra de los olivos.

Ante ello, se procedió a la instrucción de diligencias de investigación a las tres personas sorprendidas cuando buscaban piezas arqueológicas, así como al propietario de la finca como a las otras dos personas que realizaron las labores agrícolas.

Compartir:
Valorar este artículo