Actualizado: 19/10/2021
InicioCuriosidadesArqueólogos chinos descubren unas tumbas colgantes de la dinastía Tang, que data de los años 618 a 907

Arqueólogos chinos descubren unas tumbas colgantes de la dinastía Tang, que data de los años 618 a 907

Arqueólogos chinos descubren unas tumbas colgantes de la dinastía Tang, que data de los años 618 a 907

Arqueólogos chinos han descubierto uno de los cementerios colgantes de mayores dimensiones jamás vistos en la China continental. Los 131 ataúdes de madera fueron colocados en cuevas excavadas o túneles de roca natural en algunos acantilados de la provincia de Hubei, según publicó RT, que cita como fuente un medio local.

Según los arqueólogos, estas tumbas colgantes se remontan a la dinastía Tang, que data de los años 618 a 907 y fue la sucesora de la dinastía Sui y predecesora del periodo de las Cinco Dinastías y los Diez Reinos en China. Los expertos estiman que los propietarios de las tumbas eran de la etnia Bo, una tribu antigua asiática asentada en el suroeste de China. Los ataúdes colgantes son una costumbre funeraria de algunos grupos étnicos del sur, especialmente la etnia Bo.

Zhao Chenggang, el teniente de alcalde del municipio de Maoping, afirmó a la prensa que la administración local ha hecho un recuento de féretros y el sitio permanecerá bajo protección especial. Los expertos creen que los ataúdes colgantes servían para evitar que los cuerpos fueran devorados por las bestias y además el hecho de colgarlos bendecía el alma de los difuntos eternamente. Asimismo, se afirmó que las cajas fueron talladas en su mayoría de una sola pieza de madera

Sin embargo los ataúdes colgantes siguen siendo un misterio para los científicos. Los expertos no han descubierto la manera en que estas etnias lograron transportar hacia las cuevas de los acantilados los ataúdes, el cuerpo y los objetos funerarios que pesaban cientos de kilogramos.

Compartir:
Valorar este artículo