Actualizado: 21/06/2018
InicioCuriosidadesDescubren en China 97 cuerpos humanos en una aldea prehistórica de 5.000 años de antigüedad

Descubren en China 97 cuerpos humanos en una aldea prehistórica de 5.000 años de antigüedad

Descubren en China 97 cuerpos humanos en una aldea prehistórica de 5.000 años de antigüedad

Vía: El Periódico

Los restos de 97 cuerpos humanos han sido hallados en estado de disecación en una pequeña casa de una aldea prehistórica, de 5.000 años de antigüedad, en el noreste de China. Los cuerpos corresponden a adolescentes, jóvenes y adultos de mediana edad, hacinados, todos ellos, en una casita de tan solo 20 metros cuadrados.

Los expertos dicen que los restos aglutinados seguramente estén relacionados con algún tipo de epidemia ocurrida en época prehistórica. El lugar, que ha sido bautizado como “Hamin Mangha”, data de una época anterior a la introducción de la escritura en esa zona, cuando las personas vivían en pequeños poblados y asentamientos donde cultivaban y cazaban.

En la aldea de Hamin Mangha se han encontrado restos de alfarería y cerámica, instrumentos para moler, puntas de flecha y de lanza que servirán para que los expertos puedan hacerse una idea de cómo se vivía en la región cinco milenios atrás.

Las ruinas de la casa donde se encuentran el casi centenar de cadáveres, que los arqueólogos han denominado “F40”, no es mucho más grande de 20 metros cuadrados. El resto de ruinas de otros edificios tienen tamaños similares, son casas de una sola habitación y, de la mayoría, solo quedan los cimientos.

Hamin Mangha son las ruinas más grandes y mejor conservadas de un asentamiento prehistórico que se hayan encontrado hasta la fecha en China, tal y como publicaron el grupo de arqueólogos y expertos explicaron a una revista de arqueología china. La mayoría de los cuerpos están completos, pero los del lado este de la casa se conservan solo las calaveras y algunos huesos de las extremidades. En el surd, los huesos están desparramados y sin orden, formando varios niveles de restos sobre el suelo.

Los expertos de Livescience han explicado que la casa ardió con los cuerpos en el interior, un hecho que ha propiciado su buena conservación. No se sabe si las personas estaban vivas o muertas en ese momento, pero los cuerpos no llegaron a enterrarse jamás, algo poco común. Probablemente, las llamas provocaron que las vigas de madera y el techo se vinieran abajo por lo que algunos huesos, sobretodo cráneos, están rotos o presentan deformaciones.

Compartir:
Valorar este artículo