Funsegur
Actualizado: 24/07/2024
Gesmemori
InicioNoticiasLa escultura ‘La ventana’, un recuerdo permanente en el cementerio de Algadefe a sus fallecidos

La escultura ‘La ventana’, un recuerdo permanente en el cementerio de Algadefe a sus fallecidos

La escultura ‘La ventana’, un recuerdo permanente en el cementerio de Algadefe a sus fallecidos

La escultura ‘La ventana’, un recuerdo permanente en el cementerio de Algadefe a sus fallecidos

El Ayuntamiento de Algadefe (provincia de León) inauguró el viernes 17 de noviembre una nueva fosa común para albergar los restos del antiguo cementerio clausurado desde el año 2007 y donde se ha instalado una escultura diseñada por el artista leonés Amancio González en recuerdo de todos los difuntos.

La nueva escultura lleva por título ‘La ventana’. «Esta nueva fosa está destinada para aquellos vecinos que no hayan comprado panteón o que tengan parientes muy lejanos par que tengan la posibilidad de depositar en la fosa común los restos de sus familiares de cara al día que se vacíe el cementerio». Dijo el alcalde del municipio, Ubaldo Freire

Asimismo, Freire indicó que se trata de una obra de carácter espiritual y en ese momento contactamos con Amancio González y le hicimos el encargo». Se trata de una escultura en la que se han reutilizado trozos de mármol de la escultura de la plaza, “está hecha con mucho respeto y queriendo ser un homenaje de toda la gente procedente del pueblo, de la cual venimos y a la que le debemos todo”, enfatizó el alcalde.

El artista, Amancio González explicó que es una obra «inminentemente espiritual» formada por dos figuras, una de mármol y otra de trocitos de hierro que «forman una especie de dualidad que viene a significar la vida y la muerte, el que está y que no está, con dos personas en aspecto doliente que sienten dolor por la ausencia». A la postre, detalló que «en la parte superior se ha situado una ventana, que es la pieza que da título a la obra, en una zona que sobreeleva el muro y por donde entra la luz que viene a significar la esperanza o el reencuentro».

Compartir:
Valorar este artículo