Funsegur
Actualizado: 19/06/2024
Gesmemori
InicioInternacionalEgiptólogos y arqueólogos de la Universidad de Alcalá de Henares trabajarán en un cementerio de Lúxor

Egiptólogos y arqueólogos de la Universidad de Alcalá de Henares trabajarán en un cementerio de Lúxor

Egiptólogos y arqueólogos de la Universidad de Alcalá de Henares trabajarán en un cementerio de Lúxor

Egiptólogos y arqueólogos de la Universidad de Alcalá de Henares trabajarán en un cementerio de Lúxor

Vía: Dream! Alcalá

La Universidad de Alcalá de Henares (UAH), en este mes de mayo, el equipo de egiptólogos, arqueólogos y restauradores que conforman la expedición de la Universidad se desplazará un año más a Lúxor para desarrollar los trabajos de excavación, documentación y publicación de tumbas de época faraónica.

La expedición, dirigida por Antonio J. Morales, profesor del Departamento de Historia y Filosofía de la UAH, contará en esta ocasión con 24 investigadores españoles y extranjeros.

La campaña se desarrollará del 1 al 30 de mayo y cuenta con ayudas del Ministerio de Ciencia e Innovación, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, la Fundación Palarq, la Asociación Española de Egiptología y la Asociación de Amigos de la UAH. El progreso de la expedición UAH podrá seguirse día a día en el diario de excavación del proyecto.

Los trabajos de la Universidad de Alcalá, desarrollados en el cementerio estrella de Deir el-Bahari (Lúxor), no se limitan a la excavación, documentación y estudio de varias tumbas del periodo conocido como Reino Medio (aprox. 2000 a.n.e.), sino que también aspiran a reconstruir, proteger y publicar monumentos egipcios que constituyen un reflejo significativo de la antigua civilización del país del Nilo.

Las seis campañas anteriores han revelado la existencia de varios complejos funerarios de oficiales de alto rango en la zona (visires, asesores del rey, secretarios de hacienda, directores de prisiones); estas construcciones cuentan con una monumentalidad y localización extraordinaria, signos del papel fundamental que jugaron sus dueños en la vida política, social y económica de la corte tebana. Estos complejos se construyeron alrededor de la tumba del rey Mentuhotep II, monarca conocido por haber puesto fin a un siglo y medio de crisis y fragmentación estatal (2150-2000 a.n.e.) y por haber iniciado la época dorada de la cultura del antiguo Egipto.

Los hallazgos materiales y la evidencia asociada a los mismos demuestran la existencia de espléndidos enterramientos con ajuares funerarios de gran valor y prácticas rituales complejas para estos oficiales, los hombres más poderosos de la administración faraónica. Además, se atestiguan en la zona tumbas de poderosas mujeres, esposas y asesoras del monarca, cuyos monumentos fueron incorporados al edificio central de culto y enterramiento del rey. También se han identificado sepulturas de mujeres de la élite con ajuares compuestos por objetos de naturaleza mágica y tatuajes sobre sus cuerpos, lo que ha hecho que sean consideradas sacerdotisas de la diosa Hathor, deidad patrona de la montaña tebana.

El interés de la zona para los expertos de la Universidad de Alcalá radica en que se trata de uno de los cementerios más importantes del antiguo Egipto y sede de los enterramientos de individuos de gran poder que dieron forma a la historia del periodo clásico. Los trabajos incluyen, en primer lugar, las excavaciones arqueológicas de estos monumentos, la interpretación de los textos jeroglíficos así como de las escenas halladas en estas tumbas y la restauración y preservación de dichas construcciones y sus ajuares; sin embargo, también se desarrollan otras labores más particulares como el estudio de los restos humanos hallados en las tumbas (momias), el análisis de tejidos antiguos depositados en las mismas o el examen de las cerámicas antiguas, que aportan una información imprescindible para la datación de los enterramientos.

Compartir:
Valorar este artículo