Funsegur
Actualizado: 12/04/2024
Gesmemori
InicioDestacadosLa comunidad judía pide que les habiliten un espacio en el cementerio municipal de Gerona

La comunidad judía pide que les habiliten un espacio en el cementerio municipal de Gerona

La comunidad judía pide que les habiliten un espacio en el cementerio municipal de Gerona

La comunidad judía pide que les habiliten un espacio en el cementerio municipal de Gerona

Vía: ACN

La portavoz de la Asociación Cultural Judía Girona-Costa Brava, Emilia Roffé, ha explicado a Catalunya Radio que al no disponer de un espacio en el cementerio municipal, les obliga a trasladar los cuerpos a Barcelona, ​​donde sí hay espacios habilitados, o bien a renunciar a su tradición (enterrando a los difuntos en nichos).

«Nuestra religión manda que los entierros se hagan en contacto con la tierra, porque es de donde venimos y allá donde volvamos», dice Roffé. «Por eso, pedimos poder tener un espacio en el cementerio», añade. El Ayuntamiento de Gerona ya se ha puesto en contacto con ella por encontrarse a finales de mes y ha mostrado predisposición para dar respuesta a la demanda.

La judería de Gerona es uno de los espacios emblemáticos del Barrio viejo. Por ello, la comunidad judía de estaq ciudad reclaman lo que actualmente no tienen, un espacio donde poder enterrar a sus difuntos. Ahora, quieren que esto cambie. «Simplemente pedimos un lugar en el cementerio; nuestra religión recoge que los entierros deben hacerse en contacto con la tierra, porque es de donde venimos y allá donde volvemos», explica la portavoz de la Asociación Cultural Judía Girona- Costa Brava.

Roffé, de origen argentino y que lleva unos veinte años viviendo en la ciudad, explica que la comunidad judía de Gerona la forman unas sesenta familias. Pero que, en toda la demarcación, también hay muchas que vienen a pasar las vacaciones por toda la Costa Brava o que realizan estancias largas. La mayoría son sefardíes.

La portavoz de la asociación explica que, cada vez más, en la comunidad hay «bastante gente de entre 60 y 80 años». Y que, por eso, a medida que pasan los años, se hace más necesario poder disponer de un cementerio judío en la ciudad. Según ordena la religión judía, tras lavar y purificar el cuerpo, el difunto debe descansar en contacto con la tierra.

La alternativa que les queda es desplazarse hasta Barcelona con el cadáver o renunciar a la tradición y optar por hacer los entierros en un nicho o cremar los cuerpos. “Pero esto último solo ocurre cuando no hay más remedio, porque nuestra religión no lo permite”, lamenta la portavoz de la asociación.

“Queremos estar todos juntos y en un espacio diferenciado del cementerio, y no porque nos moleste estar mezclados, sino porque debemos estar en contacto con la tierra; es una tradición que podrá entenderse o no, pero forma parte de la cultura de nuestros antepasados”. Nos explica.

Roffé también explica que piden un sitio dentro del cementerio donde poder realizar el ritual de limpieza y purificación de los cuerpos. La portavoz de la Asociación Cultural Judía Girona-Costa Brava admite que, hasta ahora, les ha sido difícil poder recibir respuesta a la petición.

Compartir:
Valorar este artículo