Funsegur
Actualizado: 13/06/2024
Gesmemori
Funsegur
Ideter
InicioNoticiasEn los cementerios de Vigo una media del 65% elige la cremación y un 35% la inhumación

En los cementerios de Vigo una media del 65% elige la cremación y un 35% la inhumación

En los cementerios de Vigo una media del 65% elige la cremación y un 35% la inhumación

En los cementerios de Vigo una media del 65% elige la cremación y un 35% la inhumación

Entre enero y febrero en la ciudad de Vigo las cremaciones de difuntos superan el 60% en relación con las inhumaciones, e incluso durante el mes de enero, el porcentaje rozó el 70%, un fenómeno cada vez más extendido en las grandes ciudades.

Esta es una de las razones que puede explicar el descenso de visitas a los camposantos y la menor afluencia a los mismos en el acompañamiento a pie de tumba. 

La caída drástica de los entierros, según explica Alberto Montes a Atlántico, uno de los capellanes del cementerio de Pereiró, se debe a que “ha habido un aumento significativo de las incineraciones, mientras a la liturgia y misa de cuerpo presente sigue habiendo muchas personas que asisten para acompañar a la familia, a la hora de dar sepultura a las cenizas, la ceremonia es mucho más íntima, porque no se lleva a cabo en el momento, sino que suele ser uno o dos días después, cuando se recogen”. En el caso del camposanto de Pereiró, al estar el tanatorio en el mismo enclave que el cementerio, “en los entierros acuden las mismas personas que asisten a la liturgia o misa, sin que haya habido un descenso de acompañantes”.

No ocurre lo mismo en cementerios alejados del tanatorio o de la iglesia. El párroco de San Miguel de Bouzas, Juan Carlos Rial, asegura que “cada vez viene menos gente a los entierros, ha habido algunos de apenas dos o tres personas”. El sacerdote añade además que quienes acuden a visitar las tumbas de sus familiares “son en su mayoría vecinos de más de 50 años”. Coincide en que cada vez hay más incineraciones y “no todo el mundo decide enterrar las cenizas, algunas familias optar por llevarlas a casa o esparcirlas en lugares autorizados”.

El aumento de cremaciones ha llevado a este cementerio a instalar nuevos columbarios, nichos donde dejar las cenizas de menor tamaño, pero a precios más económicos que los habituales, en régimen de concesión, y se adquieren en propiedad.  En concreto, se han puesto a la venta recientemente una veintena, aliviando la lista de espera existente, a un precio que oscila según la altura del mismo (cuánto más arriba más barato) y que pueden llegar a los 1.350 euros. Los más caros se encuentran a una altura media, porque es más sencilla su limpieza y la colocación de flores.

Este cambio de tendencia sobre los enterramientos ha desbloqueado las abultadas listas de espera que había en Vigo hace años para conseguir un nicho. La oferta también se amplió y actualmente el Concello considera que el espacio mortuorio en la ciudad es suficiente con los ocho cementerios municipales y los trece privados, sumando una superficie que supera los 200.000 metros cuadrado.

Compartir:
Valorar este artículo