Actualizado: 11/05/2021
InicioInternacionalDebido a la falta de ingresos a causa del covid, el cementerio Inglés de Málaga cierra sus puertas

Debido a la falta de ingresos a causa del covid, el cementerio Inglés de Málaga cierra sus puertas

Debido a la falta de ingresos a causa del covid, el cementerio Inglés de Málaga cierra sus puertas

El cementerio Inglés de Málaga ha cerrado sus puertas definitivamente de lunes a viernes desde el 1 de febrero de 2021, como consecuencia de la pandemia provocada por el covid-19.

El patronato de la Fundación Cementerio Inglés de Málaga se ha visto obligado a tomar la decisión. “Nos apena profundamente haber llegado a esta situación. El año 2020 ha golpeado muy duramente las principales fuentes por las cuales se financia el monumento (visitas y actividades culturales) y esto nos ha obligado a tomar esta decisión”. Han comunicado a través de su web.

Desde el patronato aseguran que ”a partir de este momento, todos los esfuerzos del patronato están volcados a conseguir los fondos necesarios de instituciones públicas y privadas para poder recuperar la normal actividad del monumento, así como en dar a conocer las distintas opciones para el depósito de cenizas y columbarios de todos aquellos que estén interesados. El Ayuntamiento de Málaga ha ayudado abonando los 15.000 euros que cuesta el mantenimiento.

Si quiere ayudar a su mantenimiento, puede inscribirse como voluntarios o hacerse amigos del Cementerio Inglés de Málaga pulsando aquí!

Puede visitar el cementerio Inglés los sábados y domingos en horario de 10:30 a 15:00h 
Para más información contactar con el mail.: info@cementerioinglesmalaga.org

El Registro de Inhumaciones del Cementerio Inglés de Málaga refleja los enterramientos realizados entre 1831 -año de su apertura- y 1860, en un camposanto reservado a los súbditos ingleses no católicos.

Hasta su construcción, los miembros de la colonia extranjera británica en Málaga que no profesaban la religión católica eran enterrados en lugares poco adecuados, como la playa, lo que conllevaba problemas de insalubridad.

Finalmente, el cónsul británico William Mark consiguió que las autoridades malagueñas le cedieran unos terrenos a las afueras de la ciudad, en los que se construyó el que sería el primer cementerio no católico de España.

Compartir:
Valorar este artículo