Actualizado: 23/11/2020
InicioInternacionalMiles de cangrejos mutantes invaden con su presencia el cementerio de Schoonselhof de Bélgica

Miles de cangrejos mutantes invaden con su presencia el cementerio de Schoonselhof de Bélgica

Miles de cangrejos mutantes invaden con su presencia el cementerio de Schoonselhof de Bélgica

Vía: 'Brussels Times'

Lo nunca visto, una plaga de miles de cangrejos mutantes han invadido el cementerio de Schoonselhof, junto a la ciudad de Amberes, (Belgica) según ha informado ‘Brussels Times’.

El camposanto, conocido por ser el sitio donde descansan los restos de varios soldados caídos durante la Segunda Guerra Mundial, ha visto cómo varios de estos ejemplares se han reproducido en los últimos días de forma incontrolada. Se ha advertido de que la presencia de estos crustáceos puede suponer “un peligro para la biodiversidad local”.

Los cangrejos marmolados, conocidos como ‘Procambarus fallax forma virginalis’, son una especie de río invasora, ya que sus hembras tienen la capacidad de mutar y autoclonarse.

Estos cangrejos no surgieron por selección natural, sino debido a cruces artificiales ideados para crear animales y venderlos, en una práctica que surgió en la década de los 90 en Alemania. Con el paso del tiempo la hembra se volvió partenogenética y perdió la necesidad de un macho para reproducirse, algo que hacen con rapidez en poco tiempo.

El comercio de estas especies es ilegal, al igual que “la posesión, transporte, producción y liberación”, por lo que resulta más difícil conocer cómo han logrado llegar hasta el cementerio, aunque se sospecha que hubo alguna suelta de un animal doméstico en un canal cercano, y que a partir de ahí se comenzaron a reproducirse. Estos cangrejos tienen facilidad para desplazarse tanto por canales como por la tierra, aunque no recorren grandes distancias.

Esta especie excavan chimeneas de hasta un metro de profundidad, lo que hace realmente complicado poder acabar con la invasión. En estas chimeneas dejan sus puestas, lo que hace aún más complicado evitar que se sigan reproduciendo.

Compartir:
Valorar este artículo