Actualizado: 28/10/2020
InicioDestacadosCrean un “ataúd viviente” hecho de micelio, el sistema de raíces de los hongos

Crean un “ataúd viviente” hecho de micelio, el sistema de raíces de los hongos

Crean un “ataúd viviente” hecho de micelio, el sistema de raíces de los hongos

Según informa The Guardian, en Holanda, ahora, Países Bajos se ha realizado el primer funeral con lo que han querido nombrar como un “ataúd viviente”, que se descompondrá poco después del entierro y acelerará el proceso de descomposición del cuerpo.

El féretro fue desarrollado por la ‘startup’ Loop bajo el liderazgo del biodiseñador Bob Hendrikx, de 26 años. El proyecto recibió el nombre de “ataúd viviente” porque está hecho de micelio, el sistema de raíces de los hongos. Según Hendrix, se trata de un “reciclador natural” que neutraliza las toxinas y puede reciclar el plástico y otros contaminantes ambientales, convirtiéndolos en nutrientes.

“Debido a nuestro estilo de vida moderno, el cuerpo humano promedio contiene 219 sustancias químicas que pueden poner en peligro los ecosistemas. Los métodos actuales de entierro pueden provocar la degradación del suelo y la contaminación de aguas subterráneas. En algunos cementerios, la calidad del suelo se puede comparar con la de un vertedero”, explica Loop en su página web.

La empresa asegura que sus ataúdes se descomponen completamente en los 30 y 45 días, y que el tiempo de descomposición de un cuerpo así enterrado será de unos tres años. En los ataúdes ordinarios, el cuerpo humano no se descompone del todo antes de 10 ó 20 años.

Sus creadores afirman que “no producen, sino que cultivan” ataúdes. El micelio crece por sí mismo hasta tomar la forma de un ataúd lleno de virutas de madera, en apenas siete días, y luego se seca de manera natural. Según la ‘startup’, el diseño es liviano y resistente: puede soportar hasta 200 kilogramos de peso. La descomposición comienza después de una exposición prolongada a la humedad subterránea.

Cuestan unos 1.250 euros cada uno (cerca de 1.500 dólares), pero se espera que el precio baje a medida que aumente la producción.

Compartir:
Valorar este artículo