Actualizado: 12/11/2019
InicioNoticiasSigue averiado uno de los tres hornos crematorios de Sevilla y los otros dos presentan serios problemas

Sigue averiado uno de los tres hornos crematorios de Sevilla y los otros dos presentan serios problemas

Sigue averiado uno de los tres hornos crematorios de Sevilla y los otros dos presentan serios problemas

Vía: ABC

Trabajadores del cementerio de San Fernando de Sevilla han denunciado en múltiples ocasiones los problemas derivados por el desgaste de los hornos crematorios. Gestionado por el Ayuntamiento, los hornos vuelven a tener serios problemas debido a su deterioro.

En junio se estropeó uno de ellos, que sigue averiado, y los otros dos presentar serios problemas a causa del desgaste y la falta de mantenimiento. Las incineraciones en el cementerio de San Fernando, por el momento, sólo pueden realizarse en dos hornos, pero las dificultadas que presentan durante las cremaciones y los constantes desprendimientos de la base de la parrilla, hacen que el riego de avería será muy serio.

En San Fernando se realizan unas 3.000 incineraciones al año, aproximadamente 1.000 por horno. Cada uno de ellos tiene una vida útil de unas 4.500 cremaciones, con lo que en cuatro o cinco años deben repararse profundamente. Los de Sevilla han superado con creces esos límites hace ya varios años y ahora se están pagando las consecuencias del nulo mantenimiento durante años.

El alcalde socialista Juan Espadas, rechazaba que se hubieran producido problemas de falta de respuesta a la demanda existente por este motivo.

Hasta junio se podían realizar un máximo de quince cremaciones diarias y ahora ese máximo está en doce trabajando a pleno rendimiento, con lo que en momentos de alta demanda las familias han de marcharse a otros crematorios de localidades de la provincia. Todo, a la espera de que la coyuntura empeore por el mal estado de uno de los dos hornos que quedan en funcionamiento.

Desde el Ayuntamiento se apuntaba que, “se está esperando a la empresa reparadora, a la que se ha reclamado el arreglo del horno estropeado a comienzos del verano, tal y como se recoge en el contrato de mantenimiento”.

En cuanto al otro horno deteriorado pero aún en funcionamiento, se ha licitado un contrato para su reparación “cuando el que está parado se arregle”, ya que los trabajos obligan a tener dos días detenido el horno donde se actúa; y se descarta dejar al cementerio durante dos jornadas con solo un horno.

Compartir:
Valorar este artículo