Actualizado: 12/11/2019
InicioInternacionalLos entierros sin ceremonia de despedida son cada vez más comunes en Europa

Los entierros sin ceremonia de despedida son cada vez más comunes en Europa

Los entierros sin ceremonia de despedida son cada vez más comunes en Europa

Cada vez más personas eligen enterrar a sus seres queridos sin ceremonia religiosa en toda Europa. Pero en Suecia en los últimos diez años, la proporción se ha cuadruplicado del 2 al 8% de los fallecidos.

En las regiones más tradicionales del sur el porcentaje asciende al 5% si bien en las grandes ciudades aumenta hasta el 10%  las preferencia de los familiares suecos por no realizar ceremonias de despedida.

Los difuntos van directamente del hospital al crematorio, y en ocasiones esparcen sus cenizas en cementerios anónimos sin que este presente ningún familiar del fallecido. Esto significa que a menudo se hace una distribución anónima de las cenizas funerarias en el bosque del recuerdo.

Según publica stv.se, el gerente del crematorio de St Botvid, Thomas Kvarnström, lleva las cenizas de un difunto a una arboleda conmemorativa sin realizar ninguna ceremonia fúnebre. “Ya no es inusual” nos dice, “y no se trata de personas que carecen de parientes, simplemente los familiares no quieren hacer una ceremonia en la iglesia sueca y después enterrarle.

Kvarnström, nos dice “hoy tenemos cinco cremaciones directas, sin ceremonia religiosa o de despedida”, eso es cada semana, afirma de manera categórica Thomas. “Luego los esparciré por el bosque del recuerdo. “En la gran mayoría de los casos, esto sucede de acuerdo con los deseos del difunto”.

En Suecia, gran parte de la ausencia de funerales no deriva tanto de la pérdida de fe como de los desencuentros entre familiares o de los deseos expresos de los fallecidos, también se trata de no querer cargar con el coste que implica un entierro.

Thomas Kvarnström no se atreve a adivinar dónde soplarán los vientos funerarios en el futuro. Pero él mismo piensa que es importante tener un final digno cuando una persona ha terminado de vivir, sin importar cómo elija marcarlo.

“Personalmente, creo que todos los muertos son dignos de algún tipo de ceremonia” dice Thomas Kvarnström. Él cree que las tradiciones funerarias son un espejo de la sociedad y nuestras sus relaciones. Él mismo cree que la tendencia continuará y que elegiremos enterrar sin ceremonia hasta en un 15 por ciento de los casos dentro de muy pocos años.

En Europa también se plantea una situación parecida, los cambios de vida de los jóvenes hacen que en 15 ó 20 años exista un porcentaje muy elevado de personas que no querrán un entierro convencional y pasaran de la cama de un hospital al crematorio. Tiempo al tiempo.

Compartir:
Valorar este artículo