Actualizado: 16/08/2019
InicioDestacadosEl Ayuntamiento obliga a la concesionaria del cementerio a eliminar la tasa por los nichos y devolver lo cobrado

El Ayuntamiento obliga a la concesionaria del cementerio a eliminar la tasa por los nichos y devolver lo cobrado

El Ayuntamiento obliga a la concesionaria del cementerio a eliminar la tasa por los nichos y devolver lo cobrado

Ante la subida del alquiler de los nichos por la empresa concesionaria Funespaña, José María García Urbano (PP), alcalde de Estepona (provincia de Málaga) manifestó en octubre de 2018 que el Ayuntamiento revisaría las tarifas de los cementerios.

El alcalde hacía referencia a aquellos vecinos que se habían manifestado en contra de esta medida, y que provocó numerosas protestas de las familias que aseguraban no poder hacer frente a este gasto. El incremento suponía únicamente 180 euros más al año.

José María García, afirmó que, “las familias que tengan alguna dificultad para afrontar sus cuotas, que acudan a la delegación de Bienestar Social y se les dará una salida”.

Ello se produjo a raíz de que la con cesionaria Funespaña comenzará a enviar cartas a los usuarios del cementerio de La Lobilla notificándoles que deberían renovar el alquiler de los nichos. La renovación por cinco años asciende a 1.034 euros (unos 200 euros anuales), cuando antes abonaban unos 100 euros por cinco años, (unos 20 euros anuales).

Hasta 2012 las tasas municipales contemplaban una concesión anual por un nicho de 11 euros y su conservación 6,80 euros. Funespaña, como es lícito, busca rentabilizar el servicio y por ello se vio obligada a subir el importe de las tasas.

El ayuntamiento obliga a devolver el dinero cobrado
El Ayuntamiento de Estepona ha rectificado y ha obligado a Funespaña a devolver el dinero cobrado, y a eliminar la tasa de titularidad de los nichos al entender que el cementerio está desafectado en cuanto a su uso, pues no pueden realizarse nuevos enterramientos.

Funespaña deberá devolver las cantidades cobradas a cerca de cien usuarios que las habían abonado. Ahora ya no habrá cuotas por el uso y disfrute de los nichos y sólo habrá que abonar la tasa por mantenimiento. El ayuntamiento está revisando con Funespaña la posibilidad de rebajar todas las tasas tanto en el cementerio de La Lobilla como en el nuevo.

A raíz de la nueva cuota, a largo de 2018 se habían solicitado 43 exhumaciones para traslados a otros cementerios, siete exhumaciones con traslado a osarios y 23 exhumaciones para incinerar.

Compartir:
Valorar este artículo