Actualizado: 23/10/2019
InicioNoticiasEl Ayuntamiento de Zaragoza tuvo que sufragar en 2018 los gastos de 70 entierros

El Ayuntamiento de Zaragoza tuvo que sufragar en 2018 los gastos de 70 entierros

El Ayuntamiento de Zaragoza tuvo que sufragar en 2018 los gastos de 70 entierros

Vía: Herlado

Si una persona muere en la ciudad de Zaragoza y no tenía ahorros ni tampoco había contratado una Póliza de decesos, los herederos deberán abonar unos 3.000 euros para su entierro, que es el precio medio de un servicio sencillo.

La ordenanza de actividades y servicios funerarios de Zaragoza habla en su artículo 26 sobre la “universalidad y gratuidad” de este servicio pero al entrar en detalle, especifica que solo se prestarán de forma gratuita en caso de que el fallecido no tenga familiares conocidos o de que los servicios sociales municipales certifiquen la insuficiencia de medios económicos de sus allegados.

El Ayuntamiento de Zaragoza durante el 2018, respondió ante 70 cremaciones o inhumaciones de personas sin recursos. Una cifra algo más elevada de lo que venía siendo habitual, pues la media del último lustro era de 63,4 entierros de beneficencia anuales y de la última década de 57.

El coste que asume el ayuntamiento en estos casos comprende el servicio mínimo básico para posibilitar la inhumación o incineración “con la calidad que garantice la dignidad del sepelio de acuerdo con los hábitos sociales, culturales o religiosos de la persona fallecida” y, desde el año pasado, lo presta a través de una única empresa que se adjudica el contrato mediante licitación.

Durante el año pasado fue Funeraria Cesaraugusta la que prestó este servicio a un precio de 320,65 euros por inhumación, incluyendo ahí las gestiones para la confirmación médica de la muerte, la inscripción de la defunción en el Registro civil, la obtención de la licencia de sepultura, la gestión ante las oficinas municipales para la inhumación del cadáver en el cementerio de Torrero, un ataúd básico sin ornamentos, la recogida, el transporte y el acondicionamiento del cadáver y el traslado del féretro hasta el nicho dispuesto por el Ayuntamiento.

Este año, el consistorio ha sacado este mes la licitación del contrato – que sigue abierta – a un precio máximo de 327,80 euros por inhumación (con IVA) y 438 por inhumación.

Del resto de gastos, como son de gestión municipal, se hace cargo el Ayuntamiento. Estos incluyen la cesión del nicho (el precio mínimo para la ciudadanía es de 28 euros por cinco años), la inhumación en sí misma (normalmente los familiares o seguros deben abonar 58,25 euros) y el mantenimiento anual del nicho (que cuesta generalmente 8,10 euros al año). 

Compartir:
Valorar este artículo