Actualizado: 18/07/2019
InicioNoticiasEl cementerio medieval de San Lourenzo de Cereixa volverá a ser excavado en julio

El cementerio medieval de San Lourenzo de Cereixa volverá a ser excavado en julio

El cementerio medieval de San Lourenzo de Cereixa volverá a ser excavado en julio

Vía: La Voz de Galicia

El 15 de julio comenzará en el castro de San Lourenzo de Cereixa -en el municipio de A Pobra do Brollón, (provincia de Lugo), una nueva campaña arqueológica en la que se seguirá investigando el cementerio medieval donde a finales del 2017 se descubrió el esqueleto humano al que se dio el nombre de Atilano.

El equipo que realizará las excavaciones, dirigido por el arqueólogo Xurxo Ayán, tiene previsto profundizar el estudio de siete tumbas que fueron halladas en la última campaña y no descarta la posibilidad de encontrar más enterramientos y restos humanos.

En previsión de que durante las excavaciones aparezcan más vestigios biológicos en las sepulturas, el equipo cuenta con una antropóloga forense -Candela Martínez Barrio- que se encargará de analizarlos y documentarlos. Dos de los enterramientos que ya están localizados tienen coberturas de pizarra, una tipología que también fue documentada en otras tumbas descubiertas con anterioridad en este mismo cementerio.

Otras zonas que está previsto excavar el mes próximo se encuentran en el contorno del ábside de la ermita de San Lourenzo -cuyas ruinas fueron también exhumadas dentro del recinto del castro- y en las parte norte y sur del atrio de este antiguo templo. En estos lugares, a juicio de los investigadores, se podrían descubrir más tumbas de origen medieval y otros elementos que ayuden a reconstruir la historia del cementerio.

Actividad metalúrgica
En la nueva campaña arqueológica también está previsto excavar un lugar conocido como Burato dos Mouros en la tradición oral de la parroquia de Cereixa. Según indican los investigadores, consiste en una especie de covacha artificial, producida por una actividad extractiva, en el que según los vecinos se sacaron grandes cantidades de escorias de hierro en la época contemporánea.

Compartir:
Valorar este artículo