Actualizado: 21/05/2019
InicioDestacadosCuando muramos, “la gestión de nuestros restos digitales afectará a todos los que usan las redes sociales”

Cuando muramos, “la gestión de nuestros restos digitales afectará a todos los que usan las redes sociales”

Cuando muramos, “la gestión de nuestros restos digitales afectará a todos los que usan las redes sociales”

Un estudio realizado por Carl Öhman y David Watson, del Instituto de Internet de Oxford, en un trabajo publicado en la revista « Big Data and Society». Confirma que las personas fallecidas pueden superar a las vivas como usuarias de Facebook dentro de 50 años, algo que podría tener graves implicaciones en la forma en que se aborda la herencia digital en el futuro.

Según los niveles de usuarios en 2018, al menos 1.400 millones de miembros de Facebook morirán antes de 2100. En este escenario, los muertos podrían superar a los vivos en 2070.

Sin embargo, si la red social más grande del mundo continúa expandiéndose al ritmo actual, el número de usuarios fallecidos podría alcanzar los 4.900 millones antes de finales de este siglo. En ambos casos, la mayoría de los perfiles pertenecen a usuarios no occidentales.

Estas estadísticas dan lugar a nuevas y difíciles preguntas sobre quién tiene derecho a todos estos datos, cómo deben manejarse en el mejor interés de las familias y amigos de los fallecidos. A nivel social, comenzamos a hacer estas preguntas y tenemos un largo camino por recorrer.

“La gestión de nuestros restos digitales eventualmente afectará a todos los que usan las redes sociales, ya que todos nosotros algún día falleceremos y dejaremos nuestros datos», añade Öhman, quien recalca: «Al menos se convertirá en parte de nuestra herencia digital global».

David Watson, coautor de la investigación, señala que «nunca antes en la historia se ha reunido un archivo tan vasto de comportamiento humano y cultura en un solo lugar».

«El control de este archivo será, en cierto sentido, el control de nuestra historia. Por lo tanto, es importante que nos aseguremos de que el acceso a estos datos históricos no se limite a una sola empresa con fines de lucro. También es importante asegurarse de que las generaciones futuras puedan usar nuestro patrimonio digital para comprender su historia», agrega.

Compartir:
Valorar este artículo