Actualizado: 20/01/2022
InicioInternacionalUJA mostrará en el Museo de Asuán la evolución de ritos funerarios egipcios mediante sus hallazgos arqueológicos

UJA mostrará en el Museo de Asuán la evolución de ritos funerarios egipcios mediante sus hallazgos arqueológicos

UJA mostrará en el Museo de Asuán la evolución de ritos funerarios egipcios mediante sus hallazgos arqueológicos

La Universidad de Jaén (UJA) mostrará a partir de otoño la evolución de las costumbres funerarias egipcias entre finales del tercer milenio hasta el primero antes de Cristo con una exposición en el Museo Nubio de Asuán, (ciudad de Asuán, Egipto), en la que podrá verse unas 300 piezas halladas durante sus diez campañas en la necrópolis de Qubbet el-Hawa.

Así lo ha indicado el director del Proyecto Qubbet el-Hawa, el profesor de Egiptología de la UJA Alejandro Jiménez, quien ha explicado que han «sorteado ya todos los trámites burocráticos y las piezas que estaban en un almacén arqueológico del Gobierno egipcio ya están en los fondos del museo».

«Lo más difícil lo hemos superado», ha destacado. Ahora queda concluir la restauración de algunas de ellas que no estaban «tan bien» como en un principio se había pensado, algo que ha estimado para septiembre-octubre.

En este sentido, ha dicho confiar en que en torno a noviembre se pueda inaugurar esta muestra, que la UJA organiza en colaboración con el Ministerio de Antigüedades y la Fundación de Nubia, por parte de Egipto, y que estará formada por cerca de 300 objetos.

Será una «exposición diacrónica» en la que se irá desde los hallazgos más antiguos hasta los más modernos, siempre relacionados con el mundo funerario, que centra los descubrimientos de la misión liderada por la Universidad jiennense, con gobernadores del Reino Medio en la antigua Elefantina entre sus protagonistas.

Jiménez ha añadido que recogerá «la evolución de las costumbres funerarias egipcias desde finales del tercer milenio hasta el primer milenio antes de Cristo». «Lo especial es que se va a poder comparar el diferente tipo de tratamiento funerario que tenían quienes pertenecían a la clase alta, como los gobernadores, con otros que no pertenecían a ella, sino que quizás gozaban de una situación económica suficiente para poder enterrarse con un ajuar funerario bien provisto», ha comentado.

Una diferencia que se observa, por ejemplo, en la presencia o no de materiales de lujo: los gobernadores se enterraban en ataúdes con maderas de importación, como cedro de Líbano, mientras que quienes no formaban parte de esa élite dirigente los tenían de madera local. Igualmente, la calidad de los artesanos que fabricaban las piezas «tampoco es la misma».

Compartir:
Valorar este artículo