Actualizado: 15/11/2018
InicioNoticiasEl Ayuntamiento de Barcelona quiere que se informe sobre el precio de un servicio funerario obligatorio

El Ayuntamiento de Barcelona quiere que se informe sobre el precio de un servicio funerario obligatorio

El Ayuntamiento de Barcelona quiere que se informe sobre el precio de un servicio funerario obligatorio

El Ayuntamiento de Barcelona quiere que los centros sanitarios, las residencias y el personal de los servicios sociales informen a los usuarios de que el servicio funerario obligatorio cuesta alrededor de 2.000 euros, de que hay otros gratuitos y bonificados y de que pueden elegir funeraria.

La teniente de alcaldía de Derechos Sociales, Laia Ortiz, y el concejal de Presidencia, Eloi Badia, han anunciado que el consistorio está ultimando un protocolo de buenas prácticas de información sobre servicios funerarios en centros sanitarios y residenciales y a personal que asiste casos de fallecimiento a domicilio, que empezará a aplicar en las próximas semanas.

El protocolo establece que en caso de fallecimiento, las personas que se hagan cargo puedan recibir toda la información necesaria sin ningún tipo de preferencia hacia una empresa de servicios funerarios en concreto, garantizando el acceso a la información y la libertad de elección.

La teniente de alcalde Ortiz ha explicado que las primeras acciones de aplicación del protocolo de buenas prácticas en información sobre los servicios funerarios se llevaran a cabo en la red de servicios sociales municipales, en concreto en las viviendas y las cuatro residencias municipales para ancianos y en los servicios de atención domiciliaria y de teleasistencia.

Ortiz ha explicado que la voluntad es extender este protocolo y por ello se está trabajando en su “encaje” con los grandes centros sanitarios de la ciudad y con la Generalitat.

El concejal de Presidencia, Eloi Badia, ha señalado que con este protocolo se quiere acabar con la “práctica del dirigismo” que se ha detectado en algunos centros, “clarificar los precios” y que los usuarios conozcan sus derechos en el acceso a los servicios funerarios.

Si no se dispone de seguro de defunción, el coste medio de los servicios funerarios en Barcelona es de 6.000 euros, pero los considerados obligatorios (gestión administrativa, féretro y tanatopraxia básicos y traslado al cementerio o lugar de cremación) está en el entorno de 2.000 euros, ha explicado el concejal.

Otros gastos mortuorios obligatorios son los de cementerio, 500 euros en el caso de entierro si se dispone de sepultura y 700 si se opta por la incineración. A estos, si se cumple con la costumbre de tener una sala de velatorio y celebrar una ceremonia fúnebre, hay que añadir otros mil.

Así, el coste estándar de morir en Barcelona estaría en unos 3.700 euros, lejos de la media de 6.000, algo que el ayuntamiento quiere que conozcan los usuarios cuando traten con las aseguradoras o las funerarias.

El protocolo establece que los usuarios tienen derecho a recibir información sobre todas las empresas que operan en el territorio con independencia de donde se ha producido el fallecimiento o donde se quiere hacer el entierro o incineración del difunto, sin tratos preferenciales desde un centro o servicio hacia una o más empresas funerarias.

Derecho a que les expliquen cuáles son los servicios considerados obligatorios en caso de fallecimiento (féretro, tanatopraxia básica, gestión administrativa y traslado hasta el cementerio o lugar de cremación) y cuáles son los servicios complementarios u opcionales.

Y también derecho a que en caso de seguro por fallecimiento se mantiene la libertad de elección de empresa funeraria y que no es necesario agotar el capital asegurado, que se devolverá en caso de que haya un sobrante.

Compartir:
Valorar este artículo