Actualizado: 17/11/2018
InicioNoticiasEl futuro tanatorio del cementerio de San Rafael aún tiene muchos interrogantes para que sea una realidad

El futuro tanatorio del cementerio de San Rafael aún tiene muchos interrogantes para que sea una realidad

El futuro tanatorio del cementerio de San Rafael aún tiene muchos interrogantes para que sea una realidad

Vía: ABC

En el cementerio de San Rafael de Córdoba, se pretende instala el futuro tanatorio de Cecosam, en pleno casco urbano, pero aún ha de pasar por varios trámites. Tener la licencia de obras no implica que cumpla con el estándar que reclamó la Intervención municipal con el objetivo de poner en marcha el proyecto.

Por ejemplo: la existencia de un plan económico-financiero sólido ni tampoco  el análisis sobre la legislación de competencia. Y lo que sería más importante, no dispone del dinero necesario para este proyecto.

Intervención ya explicó que la creación de un tanatorio por parte de una empresa pública supone la entrada de una entidad municipal, sufragada con fondos públicos, en una actividad liberalizada. Los cementerios son un servicio público de prestación municipal obligatoria pero el resto de la actividad funeraria no lo es, con la legislación actual en la mano.

Por ello Cecosam no puede usar ni un euro de fondos procedentes de los impuestos municipales para esta finalidad.

Una inversión de un millón de euros
El millón de euros que cuesta el proyecto iba a salir en un 50 por ciento de recursos propios mientras que el restante saldría de una operación financiera.

Intervención dijo que ni hablar. Que el dinero de los recursos propios es imputable al dinero que recibe la empresa de los tributos de los cordobeses.

El problema se encuentra en que: la empresa de cementerios de Córdoba tendrá que devolver el crédito con lo que obtenga de la operativa del nuevo tanatorio. Es decir, tendrá que crear una unidad de negocio propia, con una contabilidad «separada», para que sean los recursos de la actividad los que abonen los gastos.

Desde la amortización del préstamo hasta el tanto por ciento de la jornada laboral de cada trabajador que tenga encomendados las operaciones del nuevo tanatorio. Cecosam ya ha anunciado que no tiene intención de incrementar la plantilla.

El tanatorio de San Rafael, si alguna vez llega a construirse por que los tribunales así lo consideren, no puede ser deficitario. Y esa es una cuestión clave. Si no puede haber dinero para su creación, tampoco para su sostén. Existen pocas dudas de que será un éxito. Las grandes aseguradoras y funerarias no asociadas en la empresa privada con más mercado en Córdoba buscan lugares alternativos y el de San Rafael tiene una cuestión a su favor: los accesos. Un documento de la empresa llegó a decir que se quedarían con el sesenta por ciento del mercado de las tanatosalas.

Compartir:
Valorar este artículo