Actualizado: 17/11/2018
InicioDestacadosÁltima inaugura el nuevo tanatorio de Terrassa con una inversión de 3,3 millones de euros

Áltima inaugura el nuevo tanatorio de Terrassa con una inversión de 3,3 millones de euros

Áltima inaugura el nuevo tanatorio de Terrassa con una inversión de 3,3 millones de euros

Ayer jueves se inauguraba el tanatorio Áltima de Terrassa, (provincia de Barcelona) con la presencia de Jordi Viñas, director general de Obras y Expansión de Áltima, junto con responsables de la Funeraria Montserrat Truyols, y representantes de Batlle i Roig Arquitectura, el estudio que ha proyectado el equipamiento funerario.

Al acto también asistieron la regidora de Servicios Funerarios y Cementerios del Ayuntamiento de Terrassa, Gracia García, y la alcaldesa de Matadepera, Mireia Solsona, así como de otras autoridades.

La nueva instalación, la primera que Áltima construye en la ciudad, prestará servicio a todo el que lo solicite, con o sin seguro de fallecimiento, tanto de Terrassa como de otras poblaciones cercanas como Matadepera o Viladecavalls.

El nuevo tanatorio de Terrassa dispone de 1.380 metros cuadrados construidos en planta baja, sobre un solar de más de 5.000 metros cuadrados. Un oratorio de 250 metros cuadrados con capacidad para 160 personas sentadas que permite la celebración de ceremonias laicas o religiosas. Se accede desde la recepción principal, que conecta a su vez con las oficinas de atención personalizada a las familias, exposición de flores y la zona común de descanso y vending.

Las dos fachadas principales del centro disponen de un gran porche que cubre totalmente la puerta principal y las entradas a las tres salas de velatorio. Dispone así mismo, de un aparcamiento exterior ajardinado con 109 plazas de estacionamiento gratuito. La instalación contempla también una zona de acceso privado para el personal interno, donde se encuentra la sala de tanatopraxia y un espacio para ritos musulmanes, junto a otras dependencias técnicas.

Cada sala tiene 123 metros cuadrados, un vestíbulo propio, un espacio para la familia con guardarropa y baño, una dependencia destinada al túmulo y un jardín exterior privado.

También se han incorporado sistemas de climatización con recuperación de calor e iluminación de bajo consumo tipo LED en todas las estancias, con temporización de uso para priorizar la luz natural. Finalmente, en las zonas verdes se han plantado especies vegetales autóctonas con necesidades hídricas bajas.

El proyecto ha supuesto una inversión de 3,3 millones de euros, y se ha realizado mediante la creación de una sociedad entre Áltima y Funeraria Montserrat Truyols. El equipamiento estará abierto a todas las personas las 24 horas del día, los 365 días del año, dispongan o no de un seguro de defunción.

Compartir:
Valorar este artículo