Actualizado: 14/11/2018
InicioMedicina ForenseLa directora del Imelga irá a juicio acusada de un delito de coacciones

La directora del Imelga irá a juicio acusada de un delito de coacciones

La directora del Imelga irá a juicio acusada de un delito de coacciones

Vía: Alberto Vidal / El Correo Gallego

La directora del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga), Beatriz Otero, se enfrentará el próximo 15 de octubre a un juicio en el que pesa sobre ella una acusación de un delito de coacciones por parte del Ministerio Público.

Beatriz Otero fue denunciada en su día por el jefe del servicio de Patoloxía Forense del Imelga, José Blanco Pampín, por su negativa a entregarle unas muestras de microscopía que considera de su propiedad y que fueron recogidas desde el año 1993 en adelante, cuando el Imelga todavía no existía, ya que fue creado en el año 2006.

La negativa a entregar el citado material supuso para José Blanco Pampín perjuicios importantes, tal y como figura documentado en su denuncia judicial, ya que no pudo atender las diferentes peticiones de artículos y de trabajos que le solicitaron más de una decena de editoriales y de revistas científicas de carácter internacional por falta de esa documentación como soporte de los textos.

La directora del Imelga ordenó en el año 2017 el desalojo del despacho que ocupaba el jefe de servicio aprovechando una baja laboral que cogió Blanco Pampín en julio de ese mismo año. Debido a los problemas derivados precisamente de la dolencia que le ocasionó la baja laboral él mismo no pudo acudir a recoger sus pertenencias al despacho y autorizó a dos personas de su confianza para proceder en su nombre a la retirada.

Pese a que estas dos personas quisieron llevarse las miles de muestras de microscopía, Beatriz Otero les amenazó en presencia del secretario bdel Imelga con tomar medidas disciplinarias si las tocaban.

Declaraciones de Otero
La directora del Instituto de Medicina Legal de Galicia confrmó en conversación con este periódico que, efectivamente, no les dejó retirar a las dos personas autorizadas por José Blanco el material mientras el propio jefe del servicio no le “acreditase” que era su titular, porque las muestas proceden de “autopsias judiciales”. “Nunca me lo acreditó”, abundó Beatriz Otero, y concluyó sobre el juicio: “En esas estamos”. El Correo Gallego

Compartir:
Valorar este artículo