Actualizado: 21/11/2018
InicioNoticiasAyuntamiento construye 160 sepulturas en el cementerio de San Atilano, 30 de ellas para musulmanes

Ayuntamiento construye 160 sepulturas en el cementerio de San Atilano, 30 de ellas para musulmanes

Ayuntamiento construye 160 sepulturas en el cementerio de San Atilano, 30 de ellas para musulmanes

El Ayuntamiento de Zamora construye las primeras sepulturas musulmanas en el cementerio municipal San Atilano, cuyas obras se encuentran muy avanzadas y está previsto que finalicen en tres semanas.

El alcalde de la ciudad, Francisco Guarido Izquierda Unida (IU), ha indicado que con los nuevos espacios de enterramiento del camposanto, el Ayuntamiento quiere contribuir al respeto a las distintas religiones y a las personas que no quieren ningún tipo de rito a la hora de enterrar a sus familiares.

“En un mundo complejo y lleno de tensiones de este tipo, hemos hecho un ejercicio de respeto y convivencia entre las distintas comunidades que viven y trabajan en Zamora”, ha señalado Guarido en un comunicado tras una visita a las obras.

El responsable municipal ha subrayado que las obras en el cementerio para habilitar 160 nuevas sepulturas, treinta de ellas destinadas a la comunidad musulmana, avanzan a muy buen ritmo y con una ejecución satisfactoria.

Las obras las han visitado también representantes de la comunidad musulmana para comprobar la ejecución de los nuevos enterramientos destinados a personas que profesan la religión islámica, que tienen unas características especiales.

Los trabajos se adjudicaron el pasado febrero por un importe cercano a 170.000 euros y a ellos se sumarán otras obras contratadas recientemente por valor de 60.000 euros para construir nuevos nichos.

Del mismo modo, está previsto invertir otros 400.000 euros el próximo año con cargo a las inversiones sostenibles para construir otras 400 sepulturas en el cementerio zamorano, con lo que se pretende resolver las necesidades de espacio para enterramientos de al menos los próximos ocho años.

La nueva zona en la que se trabaja actualmente y que está previsto que esté habilitada a mediados de julio incluirá, además de las 160 sepulturas, una zona ajardinada de césped con olivos, cipreses, riego por aspersión, bancos y una fuente con agua potable.

Compartir:
Valorar este artículo