Actualizado: 18/09/2018
InicioDestacadosOtorgan el primer premio “Invéntate tu futuro” al proyecto “Eliseo”; crear una funeraria ecológica

Otorgan el primer premio “Invéntate tu futuro” al proyecto “Eliseo”; crear una funeraria ecológica

Otorgan el primer premio “Invéntate tu futuro” al proyecto “Eliseo”; crear una funeraria ecológica

Reconocimiento a los mejores proyectos presentados en su V edición del premio “Invéntate tu futuro”, un concurso organizado por el Ayuntamiento de Lebrija, (provincia de Sevilla) a través de la Delegación de Economía y Empleo y la Delegación de Educación, en colaboración con el CADE, con el que se premian las ideas y los proyectos emprendedores de los jóvenes lebrijanos.

Primer premio al proyecto “Eliseo”, una funeraria ecológica
El acto de entrega de premios a sido para los cinco mejores proyectos de los 16 presentados al concurso. El primer premio ha recaído en el proyecto “Eliseo”, a dos estudiantes de Bachillerato alumnos del IES El Fontanal Carlos Sánchez y María Ruiz, que han presentado una innovadora iniciativa consistente en crear una empresa del sector funerario con un marcado color ecológico que apuesta por ataúdes de cartón piedra, sustituir lápidas por árboles y crear miniarrecifes donde florezca la vida marina; crear en la tierra y en el mar el mitológico Elíseo, el lugar delicioso donde van los justos después de su muerte. La idea ha gustado tanto que el proyecto ha resultado ganador de la edición de 2018 de «Invéntate tu futuro». El premio obtenido ha sido de 600 euros.

Bajo el lema «Deja una huella verde en el camino», el proyecto presenta un servicio que consiste en depositar la cenizas del difunto, previamente incinerado en un ataúd de cartón piedra, en una urna biodegradable en la que se mezclan con semillas de árboles a elegir y se tratan para que sirvan de abono. Una vez concluido el tratamiento, la urna se entierra en una zona pública habilitada o en un jardín particular «y con el tiempo nacerá un árbol», señala Sánchez.

El proyecto también incluye un servicio de jardinería para cuidar los árboles y el entorno, y uno de psicología para apoyar a los familiares del difunto. En el caso de los miniarrecifes, las cenizas son tratadas con sustancias que la hagan biodegradable y la urna se sumerge en el mar «y con el tiempo se convierte en un arrecife lleno de vida», asegura Romero.

Según su plan de negocio, el servicio de sustitución de lápidas por árboles, incluido el ataúd, costaría al cliente alrededor de 1.500 euros, mientras que el miniarrecife tendría un precio que rondaría los 2.200 euros incluyendo el traslado para depositar la urna.

Compartir:
Valorar este artículo