Actualizado: 20/11/2018
InicioNoticiasAparece junto a la tapia del cementerio de Ávila ataúdes, coronas de flores marchitas y restos de sepulturas

Aparece junto a la tapia del cementerio de Ávila ataúdes, coronas de flores marchitas y restos de sepulturas

Aparece junto a la tapia del cementerio de Ávila ataúdes, coronas de flores marchitas y restos de sepulturas

Han aparecido amontonados junto a las tapias del cementerio de Ávila, ataúdes, coronas de flores marchitas y restos de sepulturas, entre otros objetos,  también en las proximidades del crematorio municipal, adosado al camposanto de la capital abulense.

En línea recta de la tapia y a menos de 100 metros del crematorio, se han encontrado una pequeña escombrera con restos procedentes de los enterramientos. Entre bloques de granito y encinas podían verse dos ataúdes abiertos, uno aún con la tapa de cristal puesta, aunque ladeada, dejando entrever el interior vacío del féretro.

Junto a las dos cajas se encontraban un buen número de coronas de flores aún con las dedicatorias, ramos y tiestos de plantas de las que los familiares colocan en las sepulturas en recuerdo de sus difuntos.

Muy cerca, a unos 20 metros, otra escombrera de desperdicios acumulaba también restos de varias sepulturas, algunas partidas, con las cruces y los nombres de los fallecidos.

La teniente de alcalde responsable del cementerio, Patricia Rodríguez, ha explicado que ha dado orden a los servicios de limpieza para que retiren de la zona los féretros, junto al resto del material que se amontonaba en ese lugar.

Según ha explicado, “habitualmente el servicio del cementerio deja en esa zona las flores y desperdicios que se depositan en los contenedores distribuidos por el interior del camposanto, para que posteriormente, y el mismo día sea el Servicio de Limpieza el que se lleve todo el material”.

En esta ocasión, aunque no suele ser habitual, entre los restos figuraban dos féretros procedentes de las exhumaciones que se realizan en algunas ocasiones de forma “puntual”. El largo fin de semana, que además del día 1 de mayo ha tenido para los abulenses el día 2, festividad del patrón, ha hecho que los desperdicios procedentes del cementerio hayan permanecido más tiempo en ese lugar del que suele ser.

Compartir:
Valorar este artículo