Actualizado: 21/11/2018
InicioCuriosidadesFinaliza la restauración de la mascara funeraria del faraón Tutankamón

Finaliza la restauración de la mascara funeraria del faraón Tutankamón

Finaliza la restauración de la mascara funeraria del faraón Tutankamón

Expertos alemanes y egipcios han concluido la restauración de la máscara funeraria del faraón Tutankamón, que volverá a exhibirse en el Museo Egipcio de El Cairo a partir del próximo día 16 de diciembre, informó el ministro de Antigüedades, Mamduh al Damati.

Los trabajos de restauración y análisis han durado ocho semanas con el objetivo de que «la máscara vuelva a recibir a sus visitantes coronando la colección de los objetos del pequeño faraón», según el ministro. Al Damati adelantó en un comunicado que se celebrará una rueda de prensa el día 16 en el Museo Egipcio para explicar todos los detalles de la restauración, que comenzó el pasado octubre

El responsable de la restauración de la máscara, el alemán Christian Eckmann, explicó al inicio de los trabajos que se estaba procediendo a retirar el pegamento inadecuado y dañino que se le aplicó después de que se desprendiera por error la barbilla de la misma a comienzos de 2015. El experto, que lidera un equipo mixto egipcio-alemán, dijo también que hasta que no se evaluara el daño causado por dicha resina no se podría establecer qué procedimiento era el mejor para restaurar la máscara.

Pegada con pegamento
La máscara de oro, que tiene incrustadas piedras semipreciosas, sufrió daños durante unas obras realizadas en 2014 para cambiar la iluminación del Museo Egipcio, en circunstancias que aún no han sido aclaradas y que desataron una gran polémica.

La perilla de la máscara del joven faraón, cuyo enterramiento se halló intacto en la ciudad de Luxor, se desprendió accidentalmente y los encargados de la misma decidieron pegarla con resina «epoxy», según tuvo que admitir en su momento Al Damati. Después de que saliera a la luz el incidente, Alemania ofreció su ayuda a Egipto para restaurar la valiosa máscara y el pasado septiembre entregó 50.000 euros (56.330 dólares) a las autoridades egipcias para ello.

La restauración de la máscara se presentó como «una oportunidad de oro para redescubrirla» ya que desde su descubrimiento no había sido estudiada de forma científica y completa, según explicó al iniciar la restauración otro de los responsables, Tariq Taufiq. «Hasta el momento, todo lo que esconde esta máscara son secretos, por lo que esta oportunidad permitirá estudiarla con exactitud».

Los expertos iban a estudiar las materias y las técnicas utilizadas para fabricarla, así como el papel funerario y religioso de la misma. También pensaban analizar los paisajes y los textos que hay encima de ella, así como las materiales de los que está compuesta la misma barba, que no es solamente de oro, como el resto de la reliquia, sino también de piedras preciosas, según explicó entonces el ministro egipcio de Antigüedades, Mamduh al Damati.

Tutankamón reinó durante un corto periodo de la primera mitad del siglo 1.300 a.C y lo más relevante de su mandato fue la devolución de la influencia y el poder a los sacerdotes de Amón, tras la experiencia monoteísta de Akenatón.

Compartir:
Valorar este artículo