Actualizado: 27/07/2021
InicioNoticiasEl viejo cementerio de Santa Croya de Tera se convierte en un espacio público de casi 200 metros cuadrados

El viejo cementerio de Santa Croya de Tera se convierte en un espacio público de casi 200 metros cuadrados

El viejo cementerio de Santa Croya de Tera se convierte en un espacio público de casi 200 metros cuadrados

Vía: Opinión de Zamora

El viejo cementerio del municipio de Santa Croya de Tera, (provincia de Zamora) es un recinto de algo menos de 200 metros cuadrados, sufre en estos días una remodelación para pasar a convertirse en un nuevo espacio público de la localidad. Tras las obras de urbanización que viene acometiendo el Ayuntamiento, al ya desaparecido camposanto en cuyo subsuelo descansan los antepasados de los vecinos sólo le quedará su recuerdo con la instalación en los próximos días de una cruz de piedra construida en la empresa local “Hersan canteras”.

“Hace ya casi un siglo”, aseguran los vecinos mayores de Santa Croya, que no se da sepultura a ningún difunto en el viejo camposanto adosado a la iglesia. Incluso los vecinos que ya peinan canas siempre han conocido este espacio como un pequeño solado, bucólico él, con algún que otro sabuquero donde dormía una nutrida población de gorrriones.

Ya sin restos de cruces ni lápidas, porque a raíz de la construcción del cementerio municipal en el primer cuarto del siglo pasado, las tumbas del viejo camposanto de la iglesia ya no venían recibiendo las bendiciones de los sucesivos párrocos, aunque no pocos vecinos seguían depositando flores sobre los restos de sus seres queridos.

La medida emprendida por el Ayuntamiento viene también a evitar humedades en los muros del templo, además de ganar para los vecinos del nuevo espacio público. El ya desaparecido cementerio de Santa Croya, de Santa Cruz o de Santa Claudia como refieren algunos historiadores, probablemente fuese coetáneo de la antigua iglesia con orígenes en el siglo XVII y cuya obra de fábrica ha venido sufriendo remodelaciones a través del tiempo. La pila bautismal data de esa época, del año 1672 cuando se funda la cofradía de la Vera Cruz con reforma de estatutos en el año 1785.

En este templo se alberga una rica colección iconográfica, alguna muestra de ello como la pequeña talla de santa Marina, de entre los siglos XIII-XIV, de principios del gótico, y que probablemente se deba al antiguo poblado de Santa Marina localizado en la zona de “los Arrotos”, entre los términos de Santibáñez de Tera y Santa Croya de Tera.

Compartir:
Valorar este artículo