Actualizado: 23/10/2020
InicioNoticiasVan a comenzar las obras de construcción del que será el crematorio de Rubianes

Van a comenzar las obras de construcción del que será el crematorio de Rubianes

Van a comenzar las obras de construcción del que será el crematorio de Rubianes

Vía: S. Luaña Vilagarcía / La Voz

El proyecto y la tramitación fue todo lo largo y engorroso que precisa una obra de este tipo y más, pero por fin, años después de que Pompas Fúnebres de Arosa anunciase su intención de abrir un crematorio en Vilagarcía, por fin empezarán las obras de un servicio muy demandado y que todavía será más solicitado por la población una vez que entre en funcionamiento.

Santa María de Rubianes (oficialmente, en gallego, Santa María de Rubiáns) es una parroquia gallega del municipio pontevedrés de Villagarcía de Arosa.

Fue en el 2013 cuando la empresa obtuvo todos los permisos y el proyecto se presentó a exposición pública. Pero aún hubo que esperar dos años más para que empezasen los trabajos. Por fin, Pompas Fúnebres de Arosa anunció que el lunes empezarán las obras, pero como los obreros tendrán que convivir con un servicio funerario que no entiende de turnos laborales ni festivos, los trabajos se harán en horario nocturno, desde la medianoche a las ocho de la mañana, «con el fin de no causar perturbación a nuestros clientes durante las obras», dice la empresa. De tal manera que «todas las zonas de acceso público serán acondicionadas para su uso una vez finalizado el trabajo diario».

Quizás también por eso las obras se alargarán varios meses, de hecho está previsto que se extiendan hasta julio. En todo caso, permitirá ofrecer a los vecinos de la comarca un servicio muy demandado que en realidad Pompas Fúnebres de Arosa ya ofrece a sus clientes, pero haciendo uso del crematorio de Vigo, donde se incineran hasta ahora los restos mortales.

La empresa hace el siguiente cálculo: Si ahora la demanda es de un 8 %, en cuanto entre en servicio el crematorio de Rubiáns, que estará en los mismos terrenos que el tanatorio, las solicitudes para incinerarse subirán hasta el 25 %.

En relación directa con la construcción del crematorio está otro proyecto que baraja el gobierno local y que todavía no es más que una idea, pero que podría llegar a hacerse realidad: la habilitación de un espacio en el cementerio municipal para un columbario, es decir, un lugar en el que guardar las cenizas de los difuntos que fueron incinerados.

Pompas Fúnebres de Arosa dijo hace tiempo que en este proyecto se invertirían en torno a los 500.000 euros. Ahora, la empresa de servicios funerarios adelanta que las obras no se limitarán a la construcción del crematorio, sino que se aprovecharán para hacer otras mejoras en las instalaciones del tanatorio del Rubiáns, como la ampliación de la cafetería y la adecuación de los accesos para las personas con minusvalías. Cree la firma que «esta obra supone un avance importante en cuanto a los servicios que se prestan actualmente y cubrirá con creces la demanda existente por parte de la sociedad»

Compartir:
Valorar este artículo