Actualizado: 29/07/2021
InicioNoticiasEl Ayuntamiento de Cabrils aprueba una moción contra la construcción de un crematorio en Vilassar de Dalt

El Ayuntamiento de Cabrils aprueba una moción contra la construcción de un crematorio en Vilassar de Dalt

El Ayuntamiento de Cabrils aprueba una moción contra la construcción de un crematorio en Vilassar de Dalt

El Ayuntamiento de Cabrils (provincia de Barcelona) se ha posicionado en contra de la instalación de un crematorio dentro del futuro complejo funerario del municipio vecino de Vilassar de Dalt. El pleno del Ayuntamiento ha aprobado una moción en contra de una instalación que prevé incluir el horno crematorio junto a una instalación deportiva que limita con Cabrils, así como con una zona muy cercana de viviendas.

El texto aprobado reclama al Ayuntamiento de Vilassar de Dalt que “revoque la autorización de la instalación del horno crematorio dentro del complejo funerario” y que, “en ningún caso” se ubique “en el umbral con nuestro municipio”. La moción recoge, entre otros aspectos, que “con relación a los efectos nocivos para la salud de las personas, existe numerosa bibliografía, directrices, demostraciones y estudios científicos de los perjuicios que ocasionan tanto a las personas como al medio ambiente”.

La misma moción también ha aprobado la constitución de una comisión de seguimiento e información, formada por un representante de todas las fuerzas políticas municipales y en la que “se dará participación a todos los agentes implicados, con el fin de efectuar un seguimiento del proceso que se tiene que poner en marcha para parar la autorización de la instalación del horno crematorio”.

La moción se ha llevado a pleno a petición de la “Plataforma Anticrematorio” de Cabrils, que se ha unido a la “Plataforma Pro Vallmorera” de Vilassar de Dalt, que también está contra del proyecto. Por su parte, el Ayuntamiento de Vilassar de Dalt ha iniciado los trámites para la convocatoria de una consulta sobre la ubicación del crematorio. El alcalde, Xavier Godàs, ha tomado esta decisión después de ver que el diálogo con los detractores del proyecto no avanza.

Según han informado fuentes municipales, la idea es que la consulta ciudadana se celebre el mes de febrero del 2015. A pesar de que han remarcado que la responsabilidad última tiene que ser del gobierno municipal, los vecinos del municipio podrán decidir si quieren o no el crematorio en el futuro equipamiento funerario.

El complejo empezó a proyectarse hace cuatro años y ha pasado todas las fases del proceso administrativo. La necesidad de este servicio ha ido en aumento después de detectar que en los próximos años la capacidad del actual cementerio parroquial, propiedad del Obispado, quedará obsoleto. En este sentido, el consistorio quiere aprovechar el nuevo proyecto de cementerio para incluir un tanatorio, salas de vela para laicos y también el crematorio, entre otros servicios.

El equipamiento prevé una inversión de 4,5 millones de euros, que iría a cargo de la empresa concesionaria, y el canon que cobraría el Ayuntamiento sería de 1,2 millones.

 

Compartir:
Valorar este artículo