Actualizado: 07/12/2018
InicioNoticiasEl Ayuntamiento de Andorra (Teruel) construirá 96 nuevos nichos en el cementerio municipal en 2015

El Ayuntamiento de Andorra (Teruel) construirá 96 nuevos nichos en el cementerio municipal en 2015

El Ayuntamiento de Andorra (Teruel) construirá 96 nuevos nichos en el cementerio municipal en 2015

Vía: Diario de Teruel

El Ayuntamiento de Andorra (villa de la provincia de Teruel), habilitará en 2015 otros 96 nichos en el cementerio con la construcción de un nuevo pabellón prefabricado. Desde el Consistorio hacen balance positivo del primer año y medio de gestión pública del tanatorio municipal.

Una vez aprobado el presupuesto de 2015 podrán comenzar las obras de ampliación de nichos. En total, el equipo de gobierno tiene pensado habilitar 96, lo correspondiente a un nuevo pabellón prefabricado que costará 13.700 euros más IVA.

“Ya no tenemos quejas”
El Ayuntamiento de Andorra asumió la gestión del tanatorio municipal el 10 de marzo de 2013, después de 12 años de adjudicación a la funeraria San Macario, que rechazó una opción de prórroga durante cuatro años más.

“Todavía no tenemos datos económicos, pero estamos satisfechos plenamente de cómo se está gestionando el servicio”, manifestó la alcaldesa, Sofía Ciércoles, quien aseguró que han dejado de recibir quejas por parte de las funerarias y de los ciudadanos.

El año pasado se valoró que el cambio de gestión del servicio costaría al Ayuntamiento 11.800 euros anuales frente a unas previsiones de ingresos de 15.000 euros (Andorra tiene unas 60 defunciones de media anuales y el precio del servicio se estipuló en 250 euros). Sin embargo, el Consistorio deja de percibir los 6.000 euros anuales que cobraba a la funeraria en concepto de alquiler.

En cualquier caso, el equipo de gobierno (que fue apoyado por el PP y el PSOE) justificó el cambio en que el servicio al cliente mejoraría, ya que había recelos entre empresas por la falta de limpieza o los plazos de apertura de las instalaciones.

De la apertura del tanatorio se ocupa desde entonces el operario que se encargaba de las labores de cementerio, que pasó a tener dedicación exclusiva. Salvo su periodo de vacaciones, vive las 24 horas pendiente de su teléfono porque puede ser llamado en cualquier momento para abrir la sala de duelos. A cambio recibe un complemento salarial por disponibilidad.

Compartir:
Valorar este artículo