Actualizado: 14/12/2018
InicioMedicina ForenseLa voz: una «huella dactilar» para resolver crímenes

La voz: una «huella dactilar» para resolver crímenes

La voz: una «huella dactilar» para resolver crímenes

Vía: Gonzalo López Sánchez / ABC

El timbre es un rasgo personal capaz de identificar a una persona. Dos especialistas explican si se hereda, por qué cambia, qué hábitos la deterioran y cómo puede resultar más atractiva. En enero de 2007 el hijo de un empleado de una empresa de diamantes fue secuestrado en Navsari (India), una calurosa y antigua ciudad situada en el delta del río Purna. El criminal esperó a la salida del colegio para llevarse al niño y después pedir un rescate de cinco millones de rupias, lo que equivale a unos 64.000 euros. Le amordazó con cinta de embalaje para asegurarse de que no hiciera ruido ni escapara. Pero las ataduras acabaron asfixiando al pequeño de nueve años, y el delincuente abandonó el cuerpo junto a la vía del tren.

Los indicios llevaron a la policía ante el sospechoso. Pero no fueron las huellas dactilares, el ADN o los testigos los que le inculparon, sino un error que acabó garantizándole al secuestrador su propia sentencia de muerte: llamó al padre por teléfono varias veces y su voz se convirtió en una prueba delatora que un equipo de forenses supo utilizar.

«El timbre vocal es altamente personal ya que depende de muchos factores como por ejemplo el tamaño de las cuerdas vocales, el tamaño de la faringe, el grosor de la musculatura de la misma, de la lengua, de la mandíbula, del paladar…», explica Pablo Ruiz, otorrinolaringólogo y coordinador de la Unidad de la Voz del Hospital Quirón Málaga, un departamento compuesto por médicos, logopedas, profesores de canto y psicólogos para tratar problemas relacionados con la voz. (Entrevista completa con una logopeda aquí).

Todas esas características anatómicas convierten a la voz en un rasgo personal capaz de identificar a una persona y que la policía y la medicina forense pueden utilizar como herramienta. Así por ejemplo, la Guardia Civil cuenta con un departamento de Acústica e Imagen dentro de su Servicio de Criminalística y, a nivel internacional, un organismo llamado IAFPA (siglas en inglés para Asociación Internacional de Fonética y Acústica Forense) se encarga de normalizar e investigar las técnicas que utilizan la voz para identificar a las personas.

Sin embargo, veremos que la voz sufre cambios con el paso del tiempo.

Compartir:
Valorar este artículo