Actualizado: 10/12/2018
InicioNoticiasLa comisión vecinal de la parroquia de Santiago de Tal consigue la ampliación del cementerio quince después

La comisión vecinal de la parroquia de Santiago de Tal consigue la ampliación del cementerio quince después

La comisión vecinal de la parroquia de Santiago de Tal consigue la ampliación del cementerio quince después

Vía: J. M Sande / La Voz

Los residentes en la parroquia muradana de Santiago de Tal (provincia de La Coruña) verán ampliado su cementerio de inmediato. La comisión vecinal creada para construir nuevos panteones en la necrópolis eclesiástica ha ido superando cada una de trabas encontradas para realizar las obras y solo falta que la Dirección de Patrimonio apruebe el proyecto, una vez que ya se subsanaron los defectos detectados por este organismo.

La modificación afecta a las columnas de enterramiento, para que se instalen tres nichos en vez de los cuatro que se proponían. Las gestiones para incrementar el cementerio en Tal comenzaron hace quince años, cuando setenta vecinos formaron una asociación con el único fin de construir nuevos panteones.

Diversos intentos
Anteriormente, el párroco ya había tomado esta iniciativa, pero resultó infructuosa por los problemas planteados por el propietario de los terrenos. Ante la dificultad para ampliar la necrópolis, los residentes apostaron por la construcción de un nuevo camposanto, pero el proyecto tampoco prosperó.

Hace un par de años, los vecinos retomaron la propuesta ante la carencia de nichos en la parroquia. Se constituyó otra asociación, presidida por Antonio Fernández. La nueva directiva se enfrentó a múltiples problemas y se temía un nuevo fracaso. Por ello, la mitad de los posibles interesados en panteones no quisieron comprometerse de nuevo con el proyecto, posiblemente a la espera de comprobar que se lograba el fin previsto.

Tras varias reuniones se decidió comprar una finca y salvar los obstáculos. Se descartó el proyecto de la anterior directiva, que entregó los fondos que tenía de las cuotas aportadas por los que querían panteones.

A quienes pusieron dinero se les propuso que retirasen la parte que les correspondía, quedando una mitad de los inicialmente inscritos sin cobrar lo que les pertenecía. Serán estos los vecinos los que ahora auspicien la construcción y avalen las propuestas de la nueva directiva.

Recientemente se designó a la empresa Manuel Cernadas para ejecutar la obra. El plan consiste en la edificación de 30 panteones de tres nichos y un cenicero en cada uno, así como en la urbanización del recinto y en la adecuación para nuevas columnas de enterramiento. El Concello de Muros, la diócesis compostelana y los organismos de Sanidade y Patrimonio certificaron a favor de que se acometa esta ampliación.

Compartir:
Valorar este artículo