Actualizado: 13/12/2018
InicioCuriosidadesEquipo de arqueólogos encuentran en Boadilla del Monte una tumba visigoda del siglo VI

Equipo de arqueólogos encuentran en Boadilla del Monte una tumba visigoda del siglo VI

Equipo de arqueólogos encuentran en Boadilla del Monte una tumba visigoda del siglo VI

El equipo arqueológico que trabaja en la zona sur de Boadilla del Monte (Comunidad de Madrid) para encontrar los restos de San Babilés, el patrón de la localidad, ha encontrado una tumba visigoda del siglo VI “única” en la Comunidad de Madrid, al “reutilizarse” en la misma restos de otra tumba romana del siglo IV o V, según el director de la excavación, Juan Sanguino.

En declaraciones a Europa Press, Sanguino ha relatado que en la sepultura en cuestión hay dos elementos romanos “reutilizados”. Se trata de restos de estela y de ara, “que están en la cabecera y en los pies”, y que al formar parte de un enterramiento visigodo es “algo único” en la Comunidad de Madrid.

A raíz de la “relevancia” los hallazgos el yacimiento arqueológico ha sido visitado hoy por el alcalde de la localidad, Antonio González Terol, y el director general de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, Ignacio Muñoz. El mandatario regional “ha confirmado su intención de musealizar el yacimiento e incluirlo en la red de los visitables” de la región, según han explicado en el Ayuntamiento.

Por su parte, el arqueólogo ha detallado que la tumba está realizada con materiales nobles con ajuar de época romana y granito y que fue encontrada bajo el altar de la ermita, que data del siglo XI, a una profundidad de 60 centímetros respecto a la base de esta iglesia. La tumba ha aparecido fracturada en dos y en su interior “se han hallado interesantes piezas romanas”, han añadido fuentes municipales.

La tumba presentaba un único individuo depositado en decúbito supino que tenía como único ajuar una pequeña botella de cerámica de cuello esbelto y cuerpo globular que puede ser fechada en el siglo VI ó VII. De este dato, el equipo arqueológico deduce que la estela, de época romana, ha sido reutilizada en época visigoda, momento al que corresponden el ajuar y la sepultura.

“Tanto la ubicación de la tumba, en el centro de la Iglesia y alineada con las dos necrópolis, como la calidad de sus materiales y el hecho de que se haya reutilizado una estela romana en un enterramiento visigodo son indicadores de la relevancia del personaje ahí enterrado”, han subrayado estas fuentes. Bajo la estructura del templo, la utilización de un georradar “ha confirmado” la existencia de galerías y estructuras subterráneas. “El hallazgo previo de una escalera en un lateral de la ermita llevó a los arqueólogos a sospechar de su existencia”, han asegurado estas desde el Consistorio.

Los trabajos para encontrar los restos del patrón local comenzaron en febrero, en una zona conocida como Cerro de San Babilés, ubicada al sur del municipio. “En esta zona se estimaba que podría hallarse el cuerpo de San Babilés, patrón del municipio que, según la tradición, fue martirizado alrededor del año 717 junto con 80 niños”, han indicado desde el Consistorio.

Por el momento, además de la tumba visigoda con restos romanos, se han identificado un horno de cal, monedas de los Reyes Católicos, y de Fernando VI e Isabel II, dos necrópolis con 40 tumbas de la época visigoda y los restos de una ermita de única planta con ábside y atrio, que dataría de los siglos XII y XIII, tras la Reconquista, y con posteriores fases de ampliación en los siglos XV, XVI y XVII que se corresponderían con visitas y peregrinaciones para posibles curaciones por intermediación del santo a personajes relevantes como el Infante Baltasar Carlos.

“Estas curaciones supusieron un aumento extraordinario de recursos que se destinaron a la ampliación del templo y posiblemente a la construcción de edificaciones a su alrededor. De esta época parece proceder la escalera y el almacén al que se accede desde ella. Este descubrimiento se produjo tras una prospección del terreno con georradar que confirmó la existencia de galerías y estructuras subterráneas bajo la Iglesia”, han explicado.

 

Compartir:
Valorar este artículo