Actualizado: 10/12/2018
InicioNoticiasLa Complutense alquilaba los cadáveres durante el fin de semana por 750 euros a empresas privadas y a doctores

La Complutense alquilaba los cadáveres durante el fin de semana por 750 euros a empresas privadas y a doctores

La Complutense alquilaba los cadáveres durante el fin de semana por 750 euros a empresas privadas y a doctores

Vía: Pablo Herrraiz / Quico Alsedo / El Mundo

La Complutense alquila a empresas privadas, para cursos de fin de semana, los cadáveres donados para la investigación que hacinan el departamento de Anatomía y Embriología Humana II, cuerpos en estado tan insalubre que la propia universidad abrió el pasado miércoles una investigación tras la publicación de estos hechos por este diario.

El alquiler de un cadáver sale, como confirmó el departamento a este diario, a entre 500 y 750 euros. Un curso para 15 alumnos, con entre cuatro y seis cadáveres para intervenir, cuesta unos 3.000 euros. La Complutense alquila los cadáveres a empresas privadas y a doctores que ofrecen cursos de posgrado de carácter privado, muchos de los cuales se realizan en fin de semana, otros los viernes.

Fuentes de Anatomía y Embriología Humana II confirmaron que «muchas empresas» organizan sus cursos de formación continua en estos sótanos de la facultad de Medicina, y que por ejemplo hay uno organizado próximamente por «una gran empresa italiana».
Hay que aclarar que la práctica es normal y legal en varias universidades españolas, puesto que no sólo empresas privadas experimentan con los cuerpos donados altruístamente a la ciencia: también otros centros universitarios, como Odontología y Oftalmología, lo suelen hacer.

‘Nunca había visto nada parecido’
Sin embargo, lo inusual en el caso de Anatomía y Embriología II es la altísima concentración de cuerpos, que llega al apiñamiento en varias salas del lugar, como contaba ayer este diario. Un hacinamiento insólito para diversas instituciones consultadas por este diario, como la Asociación Española de Donantes de Cuerpos a la Ciencia, uno de cuyos portavoces señaló: «Nunca había visto nada parecido, hemos estado en la mayor parte de depósitos universitarios de España y no hay ninguno como éste».

El director del departamento, Ramón Mérida, cifra el apiñamiento -que no obstante niega pese a las imágenes- en la imposibilidad de usar el horno crematorio del departamento «desde que se jubiló en diciembre el funcionario que lo manejaba».
Una explicación que incluso en el propio departamento juzgan como «parcial», dado que la acumulación de cuerpos «viene produciéndose desde hace varios años» -Mérida admitió hasta cinco el domingo-. Para remate, el departamento de al lado, Anatomía y Embriología Humana I, cortó la entrada de cuerpos al ver rebasada su capacidad, cosa que no ha llegado a hacer Anatomía II.

El precio de entre 500 y 750 euros es no obstante orientativo. Un investigador manchego se puso en contacto con el departamento investigado el pasado viernes, para informarse sobre las condiciones para organizar un curso con varios alumnos. Ante su sorpresa, a la pregunta de cuánto dinero costaría utilizar varios cadáveres, la respuesta desde secretaría fue: «No, la pregunta es al revés: ¿cuánto dinero estaría usted dispuesto a pagar?».

Se le informó así, de manera completamente oficiosa, de que no hay baremos reglados de cobro por el alquiler de los cuerpos, lo que provoca aún más dudas en el propio departamento. Los ingresos de estos alquileres se distribuyen entre el rectorado y el propio departamento y sirven para paliar la falta de medios, según ha confirmado este diario.

Compartir:
Valorar este artículo