Actualizado: 10/12/2018
InicioNoticiasLos cementerios de Barcelona, modelo internacional en la conservación de patrimonio histórico

Los cementerios de Barcelona, modelo internacional en la conservación de patrimonio histórico

Los cementerios de Barcelona, modelo internacional en la conservación de patrimonio histórico

Vía: InterMedia

Los nueve cementerios de Barcelona (Montjuïc, Poblenou, Sant Andreu, Les Corts, Collserola, Horta, Sants, Sarrià y Sant Gervasi) son un modelo internacional en cuanto a la preservación de patrimonio histórico. Así se desprende de la presencia como ponente de Jordi Valmaña, director general de Cementiris de Barcelona (CBSA), en el congreso internacional “Eternal Mementos of Transience. Preserving Heritage Values in Historical Cemeteries”, que se celebró el 16 y 17 de mayo Cluj-Napoca (Rumanía).

Las jornadas, que organizó la László Teleki Foundation —una asociación rumana que lucha por preservar el cementerio Házsongard de Cluj-Napoca, que es originario del siglo XVI— contaron con las conferencias de diversos especialistas en la vertiente cultural de cementerios de todo el mundo (Budapest, Lisboa, Florencia, Londres, Viena, Nueva Orleans, etc.), que pusieron de manifiesto la relevancia histórica, cultural y arquitectónica que tienen estos recintos funerarios.

Durante su ponencia, Valmaña destacó la inversión de 3 millones de euros llevada a cabo por CBSA en 2013 para recuperar patrimonio histórico y restaurar los cementerios barceloneses. Entre las rehabilitaciones más relevantes, se encuentra la de la capilla del Cementerio del Poblenou, que fue proyectada en 1828 por el arquitecto Antoni Ginesi y de la que se ha reformado el interior y el exterior. Asimismo, Valmaña remarcó que el futuro de los cementerios pasa por hacerlos cercanos a los ciudadanos y, en este sentido, dio a conocer las rutas culturales en los cementerios de Montjuïc y Poblenou, donde los asistentes pueden apreciar el valor histórico de estos espacios.

El congreso, que incluyó una visita guiada al cementerio Házsongard, reunió a autoridades rumanas, estudiantes universitarios de turismo cultural y numerosos representantes del sector funerario, entre los que destacaban varios miembros de la Asociación de Cementerios Significativos Europeos (ASCE); una entidad, de la que forma parte CBSA, que promueve el reconocimiento de los cementerios europeos como bienes culturales de excepcional importancia y fomenta su conocimiento entre los ciudadanos y las principales instituciones nacionales y europeas.

Compartir:
Valorar este artículo